Las FARC afrontan la mayor movilización de su historia para concentrarse en las zonas veredales

 

Las FARC afrontan la mayor movilización de su historia para concentrarse en las zonas veredales

Traslado de las FARC a las zonas veredales
TWITTER FARC
Actualizado 31/01/2017 8:37:00 CET

Los guerrilleros tienen 180 días para entregar todas sus armas a Naciones Unidas

BOGOTÁ, 30 Ene. (EUROPA PRESS) -

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) están inmersas en el mayor operativo de su historia para trasladar a más de 4.000 guerrilleros a las zonas veredales donde deberán concentrarse este martes, como fecha límite, para completar su paso a la vida civil.

La Oficina del Alto Comisionado para la Paz en Colombia ha informado este lunes en un comunicado de que "ha comenzado la última marcha de las FARC", con un total de 36 operaciones previstas para movilizar a los cerca de 4.394 guerrilleros que siguen en sus campamentos.

"Los primeros guerrilleros arrancaron este fin de semana su camino, fusil al hombro, dispuestos a intercambiarlo por una vida en la legalidad, una vida en democracia, una vida distinta que contribuya a la construcción de la paz", ha dicho el Alto Comisionado.

Un primer grupo de 61 guerrilleros partió el sábado hacia la vereda de Los Monos, en el municipio de Caldono, Cauca, "uno de los lugares que más ha sufrido la guerra en estos años" y que la semana pasada recibió la visita del presidente francés, François Hollande.

"El segundo, de 48, arrancó rumbo a Betania, vereda del municipio de Policarpa, en Nariño, donde la violencia también dejó un rastro que ahora hay que borrar para reconstruir", ha añadido el departamento que dirige Sergio Jaramillo.

Ya el domingo 928 guerrilleros abandonaron sus posiciones en los departamentos de Meta, Putumayo y Antioquia para hacer "recorridos de hasta siete horas a pie, en autobuses, camionetas o pangas, acompañados por la ONU y por miembros de la Oficina del Alto Comisionado para la Paz".

Este lunes se llevarán a cabo cinco operativos con los que se espera movilizar a 598 combatientes de la primera guerrilla de Colombia a las zonas veredales. El martes, en un último --y gran-- esfuerzo, habrá 15 traslados que afectarán a 2.541 insurgentes.

La Casa de Nariño ha precisado que los restantes miembros de las FARC, unos 1.500, ya se encuentran en los llamados puntos de preagrupamiento, ubicados cerca de las zonas veredales a la espera de que estén listas, o en las tareas de construcción de las mismas.

LENTO PROCESO

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, se ha fijado este martes, 31 de enero, como fecha límite para que todos los guerrilleros de las FARC ingresen en las 26 zonas veredales pactadas, a pesar de las dificultades que amenazan el proceso de desarme y desmovilización.

El jefe de las FARC, Rodrigo Londoño Echeverri, alias 'Timochenko', denunció la semana pasada la lentitud de las obras para adecuar las zonas veredales, advirtiendo de que a este ritmo sería necesario ajustar el calendario acordado.

"Mientras las FARC estamos cumpliendo rigurosamente lo acordado, el Gobierno no lleva infraestructura a las zonas veredales", escribió en Twitter. 'Timochenko' precisó que en Playa Rica "no hay agua" y "en Carmelitas no hay nada construido".

Las FARC han denunciado este mismo lunes en un comunicado que grupos paramilitares amenazan a la población civil de los municipios cercanos a la zona veredal de Ituango en los departamentos de Antioquia y Córdoba "sin ninguna acción por parte de las fuerzas militares y de policía".

"Es constante la presencia de estos grupos desde la vereda Playa Rica hasta Puquí, en el municipio de Valdivia, al mando de alias 'Ramiro', con las amenazas ya denunciadas y agregando que a quienes participen con el proceso de paz con las FARC los matarán", ha indicado la guerrilla.

"Convocamos a la comunidad internacional, en general, y, en particular, a los países y organizaciones internacionales acompañantes y garantes de los acuerdos de La Habana, al Gobierno, a las organizaciones defensoras de los Derechos Humanos y a las distintas fuerzas sociales a cerrar filas contra estos grupos que ponen en riesgo el proceso de paz", ha instado.

DESARME ANTE LA ONU

Conforme a lo acordado por el Gobierno y las FARC, la guerrilla tiene un plazo máximo de 180 días, a contar desde el 1 de diciembre, cuando los textos de La Habana fueron ratificados por el Congreso, para entregar todas las armas al Mecanismo de Monitoreo y Verificación --integrado por las partes y Naciones Unidas--.

La organización internacional se encargará de hacer inventario de los arsenales militares de las FARC para posteriormente destruirlos y construir monumentos a los más de ocho millones de víctimas que ha dejado la guerra en Colombia.

"¿Quién se hubiera imaginado (...) a las FARC con sus fusiles caminando hacia esas zonas para entregárselos a Naciones Unidas? Eso es algo extraordinario que el mundo está viendo, admirando, aplaudiendo", ha ensalzado Santos.

Con la inauguración de las zonas veredales "se silenciarán definitivamente las armas" culminando así la etapa de la guerra, pero comenzará "una igualmente difícil, con desafíos enormes, que es la construcción de la paz" en sí misma, ha recalcado el líder colombiano.

Puede cambiar de noticia usando las flechas del teclado (← →)
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies