Más de 3.766 toneladas de basura se acumulan en las calles de Bogotá en el marco de la huelga

sadf
NOTIMERICA
Actualizado 08/02/2018 8:38:17 CET

MADRID, 8 Feb. (EUROPA PRESS) -

Más 3.766 toneladas de basura se han acumulado en las calles de Bogotá, la capital de Colombia, en el marco de la huelga de limpieza que comenzó el pasado 1 de febrero y afecta a doce comunidades de la localidad, según ha recogido la cadena de noticias Telesur.

Las comunidades se encuentran en estado de emergencia sanitaria a pesar de los esfuerzos llevados a cabo por las autoridades para retirar otras 8.810 toneladas de basura que se habían acumulado tras el paro de los trabajadores de la empresa de limpieza.

La presencia de basura se ha hecho notable especialmente en las comunidades de Engativá y Usme, lo que ha llevado al alcalde, Enrique Peñalosa, a declarar el estado de emergencia en la zona. Los habitantes de Bogotá han recurrido al uso de mascarillas ante la proliferación de los olores y la presencia de insectos debido a los residuos.

"Uno con este olor y esta basura no se puede comer ni un paquete de papas con gusto", ha afirmado el integrante de la Junta de Acción Comunal del barrio Brillantes José Puerto.

"Si nos llegan a sellar por salubridad, qué hacemos, si esto no es nuestra culpa", ha manifestado una habitante de la comunidad de Santa Cecilia, otras de las localidades afectadas.

La ciudad de Bogotá produce más de 6.300 toneladas de basura al día. Desde que comenzó la huelga de basuras, la crisis se ha acrecentado debido a la falta de reciclaje y separación de los residuos.

Las autoridades han señalado que el problema persiste en algunas comunidades a pesar de que se han recogido unas 12.000 toneladas de basura y se han realizado operativos en Engativá gracias a la colaboración de varios trabajadores para paliar la situación.

El plazo establecido para la recolección de la totalidad de los residuos para solventar la crisis finaliza el 12 de febrero. Trabajadores de la empresa Aguas Bogotá, filial del Acueducto de Bogotá, que tenía encargado el 52 por ciento de la recolección en la capital, anunciaron un paro indefinido que ha afectado a más del 50 por ciento de los camiones de basura.