Matan a un guerrillero de las FARC que había sido indultado

FARC
JOHN VIZCAINO/REUTERS
Actualizado 14/07/2017 15:45:44 CET

BOGOTÁ, 14 Jul. (EUROPA PRESS) -

Uno de los guerrilleros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) que había sido indultado por virtud del acuerdo de paz ha sido hallado muerto en una zona rural del municipio de Ituango, en el departamento de Antioquía (sur), lo que eleva a seis los combatientes que han sido asesinados desde que acabó la guerra en esta región.

El cadáver de Juan Fernando Amaya, miembro del Frente 18 de las FARC que fue indultado el pasado 12 de diciembre tras cumplir condena en la cárcel de Bellavista, en Medellín, capital regional, fue hallado el jueves en una carretera que conduce al corregimiento de la Granja, en Ituango.

Amaya participaba en el proceso puesto en marcha por el Gobierno y las FARC con la supervisión de la ONU para garantizar el paso a la vida civil de todos los guerrilleros. En su caso, se había trasladado a vivir a Ituango y había empezado a trabajar en un local comercial.

"Fue asesinado el 12 de julio a las 20.00 de la noche (hora local) en el sector de Chontaduro", ha contado el alcalde de Ituango, Hernán Darío Álvarez, al tiempo que ha subrayado que se trata de "un hecho aislado", según ha informado el diario colombiano 'El Espectador'.

Sin embargo, el movimiento político Marcha Patriótica en Antioquía ha indicado que desde la firma del acuerdo de paz, el pasado 24 de noviembre, un total de seis miembros de las FARC y nueve familiares de guerrilleros han sido asesinados en este departamento.

Ituango es uno de los puntos calientes del proceso de paz porque allí se ha instalado una de las 26 zonas veredales donde los guerrilleros se han desmovilizado y desarmado. Acoge a 238 ex combatientes del Frente 18 de las FARC y cuenta con la presencia de un millar de agentes de Policía y militares para velar por la seguridad.

La Mesa de Derechos Humanos del municipio ha advertido esta semana de que "grupos paramilitares intentan retomar Ituango 13 años después", por lo que ha instado "a las autoridades civiles y militares a que tomen las medidas necesarias y emprendan acciones urgentes para proteger a las comunidades de la zona".

Por su parte, la Misión de Naciones Unidas en Colombia, que vela por la reincorporación de los guerrilleros a la vida civil, ha llamado la atención sobre "la inseguridad de los miembros de las FARC fuera de las zonas veredales, ilustrada por los casos de amenazas y homicidios contra ellos y sus familiares".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies