La Comisión de la Cámara baja de Brasil rechaza que Temer sea enjuiciado por corrupción

 

La Comisión de la Cámara baja de Brasil rechaza que Temer sea enjuiciado por corrupción

Michel Temer
UESLEI MARCELINO / REUTERS
Publicado 14/07/2017 9:56:58CET

   BRASILIA, 13 jul (Reuters/Notimérica).-

   Una comisión de la Cámara baja rechazó este jueves que el Supremo Tribunal Federal juzgue al presidente de Brasil, Michel Temer, acusado de actos de corrupción.

   El voto no es vinculante, por lo que el pleno de la Cámara debe tomar una decisión sobre el tema. Según la ley brasileña, dos tercios de los 513 miembros de la Cámara baja deben aprobar la acusación contra Temer para que pase a la Corte Suprema. Entonces, el máximo tribunal debería decidir si acepta someter a juicio al mandatario.

   Temer fue acusado el mes pasado en la trama de sobornos que involucra a JBS SA, una de las mayores empresas cárnicas del mundo. El fiscal general Rodrigo Janot alega que el mandatario acordó recibir un total de 11.850 millones de dólares en sobornos de JBS.

   El presidente de la Cámara de Diputados, Rodrigo Maia, ha dicho que propondrá a los líderes del organismo que el pleno vote la denuncia de corrupción contra Temer el lunes. Si los líderes aceptan, el caso sería analizado recién en agosto.

   "Si hay apoyo de la mayoría de los líderes, la gente fijará la votación para el lunes. Si no hay apoyo de la mayoría, la gente lo dejará para después del receso (de dos semanas), en agosto", ha dicho Maia a periodistas en el Congreso.

   Aunque el respaldo a Temer en el Congreso ha menguado, se espera que el pleno de la Cámara baja rechace la acusación. Janot, sin embargo, dice que espera presentar al menos otros dos cargos de corrupción contra el presidente en las próximas semanas.

   Varios legisladores han indicado a la agencia de noticias Reuters que si se ven obligados a votar en varias oportunidades para proteger al impopular presidente de un juicio, las posibilidades de que uno de los cargos sea aceptado por la Cámara baja aumentarían enormemente.

   Temer, quien asumió el año pasado en reemplazo de Dilma Rousseff tras el juicio político a la presidenta, sería apartado del cargo por al menos 180 días si es enjuiciado ante la Corte Suprema. Maia ocuparía temporalmente el cargo en ese caso.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies