San Diego se opone a la ley 'santuario' contra los inmigrantes

Inmigrantes
WIKIMEDIA
Actualizado 18/04/2018 13:27:37 CET

   SAN DIEGO, 18 Abr (Notimex/Notimérica) -

   La Junta de Supervisores del Condado de San Diego (Estados Unidos) decidió este martes oponerse a la ley "santuario" de California y unirse a la demanda de la Administración del presidente republicano Donald Trump contra esa legislación, la cual da protección a los inmigrantes en la entidad.

   Tras una votación a puerta cerrada, por tres votos a favor y uno en contra, la Junta de Supervisores decidió presentar un informe 'amicus curiae' en apoyo al litigio de Trump contra la Ley SB54 o 'Ley de Valores de California'.

   Esa legislación prohíbe que la policía estatal y local utilicen sus recursos para arrestar a personas indocumentadas que viven en California, en apoyo a las autoridades federal de migración.

   El único voto en contra fue del supervisor Greg Cox, quien representa la zona sur del condado de San Diego, mientras que su colega Ron Roberts estuvo ausente de la reunión, pero había anticipado su rechazo a la demanda de la administración Trump.

   La líder del Senado de California, Toni Atkins, expresó su decepcion por la decisión de las autoridades de San Diego y planteó que las leyes impugnadas "fueron cuidadosamente diseñados para ser legales y constitucionales, y para proteger la seguridad pública".

   "La SB 54 no protege a los criminales violentos y peligrosos de la deportación, y no impide que las autoridades federales de inmigración hagan su trabajo", aseguro Atkins, legisladora demócrata por San Diego.

   "Hemos trabajado arduamente para sacar del anonimato a nuestras comunidades de inmigrantes indocumentados e integrarlos en la sociedad, ya que los estudios muestran que esto hace que nuestro estado sea más seguro y más próspero para todos", puntualizó.

   Durante la audiencia que se llevó a cabo antes de la votación, hubo 62 defensores de la ley "santuario", un número mucho mayor que los 17 partidarios de la demanda.

   "La 'Ley de Valores de California' sí ejemplifica los valores de California", dijo al participar en la audiencia la reverenda Beth Johnson, de la Agrupación Unitaria Universalista Palomar a los supervisores.

   Esa legislación "hace que nuestras comunidades sean más seguras al permitir que las fuerzas del orden público hagan su trabajo y que los miembros de la comunidad se sientan seguros al denunciar crímenes".

   Otros partidarios de la Ley SB54 señalaron que esta ofrece protección a las familias inmigrantes y ayudan a mantener la fortaleza de la economía al reconocer las contribuciones de los no ciudadanos, incluido el pago de impuestos y su trabajo.

   La amenaza de deportación causa efectos negativos en la salud mental de los inmigrantes y sus familias, dijo Janet Farrell, de la Asociación Psicológica de San Diego.

   La decisión del Condado de San Diego se suma a las resoluciones asumidas por otros gobiernos locales de California.

   Aliso Viejo, Escondido y Mission Viejo decidieron presentar un escrito legal como "amicus curiae" en apoyo a la demanda de la administración Trump.

   Mientras que la Junta de Supervisores del Condado de Orange determinó en marzo pasado unirse a la demanda, y el Concejo Municipal de Huntington Beach votó recientemente para presentar su propia querella.

   Por su parte, el Ayuntamiento de Los Alamitos, en el condado de Orange, anunció su decisión de "eximir" a la ciudad de la ley "santuario".