Condenan a cinco años y diez meses de cárcel por corrupción al exvicepresidente de Argentina Amado Boudou

El ex vicepresidente argentino Amado Boudou
REUTERS / MARCOS BRINDICCI
Publicado 07/08/2018 20:33:35CET

   BUENOS AIRES, 7 Ago. (Notimérica) -

   El exvicepresidente argentino Amado Boudou (2011-2015) ha sido condenado este martes a cinco años y diez meses de prisión por "cohecho pasivo y negociaciones incompatibles con la función pública" por la venta fraudulenta de una imprenta de papel moneda cuando se desempeñaba como ministro de Economía.

   El Tribunal Oral en lo Criminal Federal N° 4 falló "condenando a Amado Boudou por los delitos de cohecho pasivo y negociaciones incompatibles con la función pública a cinco años y diez meses de prisión, inhabilitación perpetua para ejercer cargos públicos", ha señalado el juez Pablo Bertuzzi en la lectura del fallo, según ha informado la agencia 'Sputnik'.

   Además de la pena de cárcel, el político ligado a la expresidenta de Argentina Cristina Fernández de Kirchner queda inhabilitado de por vida para ejercer cargos en la función pública y deberá abonar una multa de 90.000 pesos (unos 4.800 dólares).

   Del mismo modo, el tribunal ordenó además la "inmediata detención" de Boudou y de otros dos condenados, José María Núñez Carmona, amigo y excolaborador del expresidente y condenado a cinco años y tres meses, y Nicolás Ciccone, dueño de la imprenta cuya pena fue de cuatro años y seis meses.

LA CAUSA

   La Justicia argentina encontró culpable a Boudou de adueñarse por medio de testaferros de la empresa Ciccone Calcográfica, la principal imprenta de papel moneda de Argentina, en los años en que fue ministro de Economía (2009-2011), antes de desempeñarse como vicepresidente (2011-2015).

   La imprenta Ciccone se declaró en quiebra en 2010 y el 70% de sus acciones fueron adquiridas por la sociedad The Old Fund, encabezada por Alejandro Vandenbroele --condenado a dos años de prisión--, quien aseguró que actuaba a nombre de Boudou.

   Como ministro, Boudou benefició a la empresa entregándole contratos para impresión de billetes y documentos oficiales, ha determinado la justicia.

   Antes de la lectura del fallo, Boudou ha defendido en todo momento su inocencia y ha enmarcado el caso Ciccone en una supuesta persecución judicial contra Fernández de Kirchner, inmersa también en varias causas.

   "Los políticos que caminan por el carril que los poderosos deciden, caminan sin problemas. Los políticos que deciden cambiar la realidad, son perseguidos (...) Hay una cuestión de revancha", ha declarado el exvicepresidente.