El Congreso de Argentina volverá a intentar votar la reforma previsional el próximo 18 de diciembre

Disturbios congreso de Argentina
TWITTER
Publicado 15/12/2017 23:21:22CET

   BUENOS AIRES, 15 Dic. (Reuters/Notimérica) -

   El presidente del bloque oficialista en la Cámara de Diputados de Argentina, Mario Negri, ha anunciado este viernes que el organismo intentará nuevamente el próximo lunes votar la reforma del sistema previsional que fracasó este pasado jueves.

   La reforma, que ya tiene el aval del Senado y es parte de un paquete de reformas del presidente Argentino, Mauricio Macri, para bajar el déficit fiscal, se ha convertido en un dolor de cabeza para el oficialismo, que este jueves debió suspender una sesión especial del Congreso en medio de insultos y acusaciones cruzadas entre diputados.

   "Vamos a invitar a los gobernadores para que estén en el Congreso el día lunes", ha señalado Negri, tras una reunión con legisladores, funcionarios del Gobierno nacional y representantes de las provincias del país sudamericano.

   La iniciativa ha generado fuertes críticas porque implica un cambio de la fórmula con la que se calculan los haberes previsionales que implicará un alza menor que la actualmente estipulada para jubilados y pensionados, en medio de una alta inflación que golpea el poder de compra.

   Para frenar el descontento, que incluyó la amenaza de una huelga por parte de la Confederación General del Trabajo (CGT)-- la principal central gremial de Argentina el Gobierno que decidió que otorgará en marzo del 2018 un bono para compensar parcialmente a los jubilados que menos cobran.

OFICIALISMO

   Por su parte, el Gobierno argentino asegura que la nueva fórmula que aplicará para calcular las pensiones asegura que los ajustes estén en línea o por encima de la inflación, que el Banco Central aspira a llevar a entre 8 y 12 por ciento en 2018, desde un nivel de más del 40 por ciento el año pasado.

   El conflicto por el proyecto previsional genera dudas sobre qué pasará con otras reformas que el Gobierno aspira a que se aprueben este año o en los primeros meses del 2018, como la tributaria o la laboral, que Macri considera indispensables para atraer inversiones que impulsen a la economía.