¿Conoces la relación entre Eva Perón y la primera vez que las argentinas votaron?

Contador
Eva Perón Evita
GETTY
Publicado 11/11/2017 7:14:48CET

   BUENOS AIRES, 11 Nov. (NOTIMÉRICA) -

   En Argentina el voto femenino fue un reclamo histórico de los movimientos feministas que exigían la igualdad de derechos entre las mujeres y los hombres. El 11 de noviembre de 1951 las mujeres argentina concurrieron por primera vez a las urnas como votantes y como candidatas.

   Previamente, el 23 de septiembre del año 1947 el entonces presidente de la República Argentina, Juan Domingo Perón, firmó un decreto presidencial que otorgó a todas las mujeres que habitaban el territorio argentino el derecho a votar. Pero fue gracias a la influencia de María Eva Duarte de Perón, mejor conocida como 'Eva Perón', Primera Dama de la época, que se sancionó la ley '13.010' que establecía en su primer artículo: "Las mujeres argentinas tendrán los mismos derechos políticos y estarán sujetas a las mismas obligaciones que les acuerdan o imponen las leyes a los varones argentinos".


   Así el sufragio femenino se pudo realizar cuatro años después de sancionada y aprobada la ley. Fue entonces en el año 1951 cuando mas de 3.500.000 de mujeres pudieron votar por primera vez en la República Argentina, elecciones en las que fue reelegido como presidente Juan Domingo Perón.


   En los comicios nacionales de 1951 votó el 90 por ciento del padrón femenino. Además, también fue primicia el resultado obtenido por el Partido Justicialista de Perón, que recibió el 63,4 por ciento de los votos. Fue la cifra más alta por la que ganó un partido político en Argentina desde que se determinó el sufragio universal. En el Congreso de 1952 hubo un 25 por cierto de representación femenina, la más alta en la historia del siglo pasado.

LA MUJER QUE VOTÓ 40 AÑOS ANTES

   Aunque las elecciones donde las mujeres sufragaron oficialmente ocurrieron en 1951, 40 años antes una mujer había logrado aparecer en los padrones electorales y votar como ciudadana plena de derechos. Se trataba de Julieta Lanteri, una italiana (obtuvo la ciudadanía argentina por parte de su esposo) que se convirtió en la primera mujer iberoamericana que pudo votar y que, además, fue candidata a diputada en las elecciones de 1919.

   Para 1910, en el contexto del debate sobre la reforma electoral, Lanteri reclamó que se le reconocieran todos los derechos como ciudadana, incluidos, por supuesto, los políticos. Lo más curioso, y lo que más llamó la atención, fue que el fallo de primera instancia resultó favorable. De esta forma, fue la primera mujer incorporada al padrón electoral argentino y el 26 de noviembre de ese año fue la primera iberoamericana que pudo votar.

   Al año siguiente, se sancionó la ley que democratizaba el sistema electoral disponiendo el carácter secreto y obligatorio del voto, pero se estableció que el padrón electoral se correspondería con al empadronamiento para el servicio militar, con lo cual, las mujeres quedaban expresamente restringidas por la ley.

   También amparada en un fallo judicial, en 1919 se presentó como candidata a diputada nacional, por el Partido Centro Independiente, obteniendo 1.730 votos sobre un total de 154.302.

   

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies