Correa lidera la campaña por el NO en el referéndum sobre las reformas constitucionales en Ecuador

Correa
TWITTER
Publicado 06/01/2018 23:31:54CET

   QUITO, 6 ene (Reuters/Notimérica)

   El expresidente ecuatoriano Rafael Correa llamó el sábado a rechazar en las urnas el referéndum convocado por el mandatario Lenín Moreno, su sucesor y otrora aliado, para prohibir la reelección indefinida, en un paso que lo convierte en el líder de la oposición al Gobierno.

   Moreno decidió llamar a votación popular utilizando su potestad ejecutiva ante la demora del máximo organismo constitucional para aprobar las preguntas del referéndum, lo que desató duras críticas de Correa y de una parte del movimiento político oficialista Alianza País (AP).

   El exmandatario acusa a su heredero político de pretender, mediante reformas a la Constitución del 2008, apoderarse de los otros poderes del Estado, derrumbar su proyecto político socialista instaurado hace una década y limitar su participación en elecciones futuras.

   "Ellos podrán tener la prepotencia, el abuso, el poder, sus medios de comunicación, nosotros los tenemos a ustedes y de casa en casa, de esquina en esquina hay que decirles a los traidores NO", aclaró el expresidente en la ciudad de Montecristi, donde lanzó formalmente una campaña en contra del referéndum.

   "Quieren que yo no me postule a candidato (...) no contentos con eso la hacen retroactiva. Ellos están destrozando la patria, la institucionalidad por su mediocridad, por su cobardía", agregó Correa ante sus seguidores tras arribar el viernes al país procedente de Bélgica, donde reside con su familia desde que dejó el cargo.

   Correa tiene previsto recorrer varias ciudades a lo largo del país para explicar los alcances de las preguntas del referéndum a la población con su habitual estrategia de conversar directamente con los sectores más desposeídos, base de su histórica popularidad mientras gobernó el país sudamericano.

   Además de eliminar la figura de la reelección indefinida, el referéndum previsto para el 4 de febrero plantea la reestructuración de un ente nominador de autoridades reguladoras y acciones contra los funcionarios públicos que hayan cometido actos de corrupción, entre otros temas.

   Partidos opositores y movimientos sociales que mantuvieron tensas relaciones con Correa durante su gobierno han expresado apoyo al referéndum y han aplaudido la eliminación de la figura de la reelección indefinida de la Constitución.

   La última encuesta de la firma Cedatos aplicada en noviembre a unas 1.800 personas muestra una aprobación del 72,2 por ciento por parte de los ecuatorianos a la convocatoria al referéndum.