Carlos Alvarado gana las elecciones presidenciales de Costa Rica con el 90 por ciento escrutado

Actualizado 02/04/2018 8:21:19 CET

MADRID, 2 Abr. (EUROPA PRESS) -

El oficialista Carlos Alvarado Quesada, candidato del Partido Acción Nacional (PAC), se ha hecho este domingo con la victoria en el marco de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales de Costa Rica frente al evangelista del Partido Restauración Nacional (PRN) Fabricio Alvarado Muñoz, según los resultados preliminares dados a conocer por el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) con el 90,62 por ciento escrutado.

El conteo inicial revela que Alvarado Quesada, de 38 años, se habría hecho con más de 1.205.000 votos, mientras que el religioso habría obtenido unas 782.000 papeletas hasta el momento en unos comicios que presentan una participación del 66,91 por ciento y un 33,9 por ciento de abstenciones, uno de los niveles más altos de la historia.

El PAC ha logrado así un 60,74 por ciento de los votos frente al 39,26 por ciento obtenido por el PRN, según ha recogido el portal de noticias crhoy.com. El primer dato ofrecido por el presidente del TSE, Luis Antonio Sobrado, representa más del 90 por ciento de las juntas receptoras de votos.

La carrera política de Alvarado, que lidera el PAC, se desarrolló durante la Administración del expresidente Luis Guillermo Solís entre los años 2014 y 2018. El periodista graduado de la Universidad de Costa Rica se hizo cargo de las comunicaciones de Solís durante la campaña electoral y posteriormente ocupó el cargo de presidente ejecutivo del Instituto Mixto de Ayuda Social (Imas) y el de ministro de Desarrollo Humano e Inclusión Social a partir de 2014.

En marzo del 2016, Alvarado renunció al puesto en el Imas para asumir el cargo de ministro de Trabajo y Seguridad Social del país, en el que se mantuvo hasta enero del 2017, cuando dimitió para presentarse a la precandidatura del PAC contra el exministro de Economía, Industria y Comercio Welmer Ramos.

A pesar de su mala posición en las encuestas de intención de voto realizadas entre noviembre y enero, el candidato oficialista dio una sorpresa el 4 de febrero durante la primera vuelta electoral al colocarse en segundo lugar y disponerse a luchar contra Fabricio Alvarado, que se mantenía como favorito, por la Presidencia.

El predicador evangélico desplazó por completo a Álvaro Desanti, del Partido de Liberación Nacional (PLN) --la derecha tradicional en Costa Rica--, a quien los sondeos situaban en una posición privilegiada.

Los electores ven al candidato del PAC, ahora presidente electo como una opción válida ante las críticas que envolvieron la campaña del aspirante evangélico.

Militantes y miembros del PAC han recibido la noticia entre gritos, lágrimas y abrazos en la plaza Roosevelt de la localidad de San Pedro de Montes de Oca. "Sí se pudo, sí se pudo", han vitoreado los presentes, que siguen el recuento a través de varias pantallas ubicadas en la plaza.

EL TSE PIDE MESURA AL GANADOR

Sobrado ha pedido "mesura" al ganador e "hidalguía" al perdedor y ha instado a ambos candidatos a pensar en el futuro y en el bien de Costa Rica.

En este sentido, ha señalado que Carlos Alvarado no debe embriagarse de victoria sino generar puentes para el diálogo. "Aquellos favorecidos por las urnas deben tener la humildad y sabiduría para anticipar que será imposible sin la participación de otras fuerzas partidarias", ha aseverado el presidente del TSE.

"Los que sufren la derrota deben, con generosidad e hidalguía, poner a Costa Rica por encima de su desazón", ha añadido antes de dar a conocer los primeros resultados preliminares con el 90,62 por ciento de las mesas escrutadas.

Según el TSE, un total de 3.322.329 electores estaban habilitados para elegir al próximo presidente en los 2.087 centros de votación en todo el país.