¿Cuál es el siguiente paso tras el paro armado del ELN en Colombia?

Guerrillero del ELN
CARLOS VILLALON/GETTY
Actualizado 14/02/2018 8:40:56 CET

   BOGOTÁ, 13 Feb. (Notimérica)-

   El Ejército de Liberación Nacional (ELN) de Colombia fechó para este martes el fin del paro armado que inició el pasado sábado después de que acabara el cese al fuego acordado con el Gobierno colombiano en Quito, y de que el presidente del país, Juan Manuel Santos, suspendiera el quinto ciclo de los diálogos de paz reclamando coherencia al grupo insurgente.

   El paro armado del ELN consistía en una acción armada generalizada que se aplica en una zona designada. Normalmente, se acompaña con prohibiciones a la población para que se desplace en medios de transporte ya que podrían poner en peligro sus vidas y afecta tanto a militares como a civiles.

   La guerrilla pretendía con esta medida forzar a Santos a volver a la senda de las conversaciones a través de la mesa de negociación en Quito a las que ambas partes llegaron en febrero del 2017. Ahora, tras un año de haberse sentado a negociar el Gobierno colombiano asegura que hasta que no se vean gestos de buena voluntad, los negociadores designados por el Ejecutivo permanecerán en el país. El grupo armado, por su parte, dice que bajo amenazas los diálogos no avanzarán.

¿GUERRA O PAZ?

   El cese al fuego fue pactado con el Estado colombiano el pasado 1 de octubre con motivo de la visita del Papa Francisco, sin embargo, el ELN retomó los ataques unos días antes de la visita del pontífice al país, el pasado 9 de enero, fecha en la que vencía la tregua pactada con el Estado.

   En aquel momento, Santos aseguró estar dispuesto a prorrogar el cese al fuego, negociar nuevas condiciones y continuar con el proceso de paz: "Así se lo hicimos saber al ELN, para responder afirmativamente ante la solicitud de la conferencia episcopal, las Naciones Unidas, los países amigos y centenares de organizaciones de la sociedad civil".

   Por su parte, la guerrilla afirma que se había pactado negociar en medio del conflicto, por lo cual sus medidas no violarían los acuerdos.

   Este martes, el Gobierno colombiano ha emitido 21 órdenes de captura contra guerrilleros, incluidos cinco miembros del Comando Central, entre los que se encuentran el máximo líder del ELN, Nicolás Rodríguez Bautista, 'Gabino', y el jefe negociador en Quito, 'Pablo Beltrán'.

   La Fiscalía de Colombia ha indicado que varios de los guerrilleros del ELN se refugian en Venezuela --algo que ya denunció en su momento con las FARC-- y por ello ha adelantado que solicitará igualmente que se emitan órdenes de captura internacional.

   En este contexto actual se presupone muy difícil, como dijo el presidente Santos, que ambas partes se vuelvan a sentar a negociar por una paz donde los grandes beneficiados son los colombianos.

   Sin embargo, y tras los últimos acontecimientos, todos los avances que se hubiesen podido establecer en esas duras negociaciones que tanto han costado realizarse en Colombia, parece que en un solo día, todo el trabajo realizado con anterioridad ha desaparecido.