¿Cuándo ingresaría Lula Da Silva en prisión?

Former Brazilian President Luiz Inacio Lula da Silva addresses participants at a
REUTERS / RICARDO MORAES
    
Actualizado 05/04/2018 13:01:48 CET

   BRASILIA, 5 Abr. (Notimérica) -

   El Supremo Tribunal Federal (STF) de Brasil ha rechazado este miércoles el recurso de 'habeas corpus' presentado por el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva en una ajustada votación que, finalmente, ha acabado casi por agotar las posibilidades del exmandatario del Partido de los Trabajadores (PT) de no ingresar en prisión.

   Durante un largo debate retransmitido por televisión --algo inusual pero vigente en Brasil--, los 11 magistrados del STF han dialogado sobre la posibilidad de que Lula Da Silva, condenado a 12 años y un mes de cárcel por corrupción enmarcada en la trama 'Lava Jato', permanezca en libertad o ingrese en la cárcel. El fallo ha sido tomado a través de votación.

   Tras un empate inicial, la presidenta del tribunal, Cármen Lúcia, ha decantado la balanza contra la libertad del expresidente, quedando el resultado en seis votos en contra y cinco a favor. Tal y como ha admitido, posponer el cumplimiento de la condena "podría llevar a impunidad".

REUTERS

   Por el contrario, otros magistrados han puesto en duda hacer ingresar en prisión a un condenado en segunda instancia, pues en el año 2016 el STF decidió que los condenados deben iniciar el cumplimiento de las penas en el momento en el que los tribunales de apelación confirmen las sentencias de primera instancia.

   Sin embargo, los investigadores enmarcados en la Operación Lava Jato --de la cual forma parte el juicio a Lula-- señalaron que para asegurar la continuidad de las investigaciones sería importante que los procesados iniciasen el cumplimiento de sus penas tras ser condenados en segunda instancia.

   De esta manera, y de momento, Lula Da Silva queda expuesto a la solicitud de prisión del juez  Sergio Moro, responsable de la causa del expresidente en la Corte Federal de Paraná, la cual podrá darse en cualquier momento desde el próximo martes día 10 de abril.

   Hasta entonces, el equipo de la defensa del expresidente aún puede ganar algunos días presentando un nuevo recurso, los "embargos de los embargos" ante el Tribunal Regional Federal de Porto Alegre (donde se apeló su sentencia), aunque es previsible que este sea rechazado en un corto periodo de tiempo.

REUTERS

   Dada la situación, es casi seguro que Lula Da Silva no pueda registrar su candidatura a la Presidencia de Brasil para las próximas elecciones. Las fechas para ello son del día 20 de julio al 15 de agosto. De hacerlo, esto le permitiría contar con una posibilidad de no entrar en la cárcel, pues en caso de ser candidato sería el Comité Electoral el encargado de elegir sobre el futuro de la candidatura.

   De ser aprobada, Lula podría iniciar la campaña gracias a una medida cautelar Tribunal Supremo Electoral (TSE), y en el caso de que lograra la Presidencia --actualmente está en primer lugar en intención de voto-- podría beneficiarse del aforamiento y evitar la prisión. Sin embargo, esta posibilidad parece completamente consumida a día de hoy.

   La inhabilitación de Da Silva según la legislación 'Ficha Limpia' de Brasil, que obliga a la cesión electoral de aquellos cuya condena haya sido ratificada por un tribunal de segunda instancia, lo que lleva a que si la pena de Lula vuelve a ser confirmada por cortes superiores, cierra las puertas al futuro político del histórico líder del PT de Brasil.

REUTERS

¿PRONTA SALIDA DE LA CÁRCEL?

   El equipo de abogados de Lula Da Silva un recurso para que se revise la constitucionalidad del encarcelamiento de condenados sin sentencia firme de cara a que el caso sea sometido a votación dentro del tribunal.

   La razón de ello es que una de las magistradas, Rosa Weber, pueda votar a favor de prohibir la prisión en dichos casos, asegura el diario 'El País'. De ser así, volverían a desequilibrarse las fuerzas de cara al caso de Lula en el tribunal, lo que abriría la puerta a que el líder del PT salga en poco tiempo de la cárcel.

   Asimismo, el expresidente puede presentar desde la cárcel nuevos recursos de 'habeas corpus', siempre y cuando estos cuenten con argumentos nuevos para su salida de la cárcel: enfermedad, edad, riesgo vital... De ser estos denegados, los abogados de Lula podrían solicitar la prisión domiciliar, lo que le permitiría cumplir su condena en casa.