Cuba y EEUU mantienen conversaciones en Washington sobre la aplicación y el cumplimiento de la ley

Un cubano fuma un puro ante las banderas de EEUU y Cuba
UESLEI MARCELINO/REUTERS
Publicado 20/01/2018 9:27:04CET

LA HABANA, 20 Ene. (Reuters/EP) -

Funcionarios cubanos y estadounidenses han concluido este viernes una semana de negociaciones sobre cooperación en la aplicación y cumplimiento de la ley en Washington, con una reunión sobre la lucha contra el tráfico ilícito de drogas, en momentos de una escalada de tensiones entre ambos países.

Las conversaciones muestran que los países siguen cooperando en algunas áreas a pesar de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha adoptado una postura más dura frente a la isla que el expresidente Barack Obama.

"La reunión transcurrió en un clima de respeto y profesionalidad", ha asegurado el Ministerio de Relaciones Exteriores cubano en un comunicado. "Ambas partes coincidieron en la utilidad del encuentro y acordaron mantener las conversaciones en el futuro", ha añadido.

Este ha sido el cuarto encuentro técnico sobre la lucha contra el narcotráfico desde que las autoridades de Cuba y Estados Unidos establecieron el marco del diálogo sobre aplicación y cumplimiento de la ley en noviembre 2015.

Durante la última semana, funcionarios cubanos y estadounidenses también han mantenido conversaciones en Washington sobre ciberseguridad y prevención del terrorismo, según ha informado el Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba.

El 17 de diciembre de 2014, Obama y el presidente cubano, Raúl Castro, declararon una histórica apertura de relaciones entre ambos países tras cinco décadas de hostilidad.

Washington y La Habana abrieron embajadas, restauraron vuelos comerciales y negociaron acuerdos en asuntos que incluyen el medioambiente, aplicación y cumplimiento de la ley, servicio postal y comunicaciones.

Esas medidas siguen vigentes, aunque Trump anunció en junio que revertiría parcialmente la apertura, ordenando restricciones más estrictas el comercio y los viajes.

Su Gobierno también redujo el personal en la embajada de Estados Unidos en La Habana en septiembre, debido a lo que asegura que fueron una serie de enfermedades misteriosas que han afectado a dos decenas de sus diplomáticos y sus familiares.