Fariñas aclara que continuará la huelga de hambre si no liberan "a todos" los presos políticos enfermos

Actualizado 26/05/2010 0:57:34 CET

MADRID, 25 May. (EUROPA PRESS) -

El periodista cubano Guillermo Fariñas aclaró este martes que continuará la huelga de hambre y sed que mantiene desde hace tres meses si el Gobierno de Raúl Castro no libera "a todos" los presos políticos enfermos, porque su protesta "no es para lograr sólo los traslados" de los prisioneros a otros centros penitenciarios sino "para conseguir la excarcelación de todos ellos".

Representantes de la Iglesia Católica informaron el pasado fin de semana a Fariñas de que el Gobierno cubano había accedido a trasladar a varios presos a las cárceles ubicadas en sus ciudades de procedencia y a ingresar en hospitales a algunos de los prisioneros enfermos, sin que esto signifique su liberación definitiva.

"Si el Gobierno dice que no va a soltar a los 26 (presos enfermos) entonces seguiré" con la huelga de hambre y sed "porque yo no hice esta protesta por los traslados sino para exigir la liberación de los prisioneros de conciencia que tienen problemas de salud", dijo a Europa Press el disidente de 48 años.

Los médicos que han atendido a estos detenidos, explicó Fariñas, han recomendado el ingreso de este grupo de 26 en un centro médico debido a que presentan patologías que requieren de un servicio de salud especializado y, en algunos casos, operaciones de urgencia.

Hasta el momento, las autoridades de la isla no han emitido un pronunciamiento oficial sobre esta decisión que ha generado una gran expectativa dentro y fuera de Cuba, especialmente en los familiares, que todavía están a la espera de que comience la reubicación de un no precisado número de reos que se encuentran en cárceles lejanas a sus ciudades de origen.

SALUD DE FARIÑAS

Actualmente, el opositor se recupera de una intoxicación bacteriana en los riñones que fue diagnosticada la semana pasada y por la que los médicos han expresado "preocupación" ante la posibilidad de que se repita y ataque con más fuerza otras partes del cuerpo.

Fariñas comentó que las bacterias de los intestinos grueso y delgado "salieron" hacia otras partes del organismo logrando afectar a los riñones. Los especialistas "creen que en un futuro ocurra lo mismo pero en otros órganos", alertó.

El periodista y psicólogo inició el pasado 24 de febrero una huelga de hambre y sed --la número 23 en los últimos años-- un día después de la muerte del disidente Orlando Zapata Tamayo, quien falleció tras más de 80 días de ayuno en protesta por las condiciones de los presos en las cárceles cubanas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies