México suspende temporalmente las operaciones de Aerolíneas Damjh tras el accidente de avión en La Habana

Actualizado 22/05/2018 8:38:33 CET

LA HABANA, 22 May. (EUROPA PRESS) -

La Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) ha acordado la suspensión temporal de las operaciones de la empresa Aerolíneas Damojh mientras dura la investigación sobre el accidente del Boeing 737 de Cubana de Aviación registrado el pasado viernes en el aeropuerto de La Habana.

En un comunicado, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) ha anunciado la apertura de un proceso de "verificación extraordinaria" para determinar si Damojh (Global Air) cumple la normativa exigible actualmente para operar y recopilar información para coadyuvar con la investigación del accidente.

La Dirección General de Aeronáutica Civil "está notificando a la empresa la suspensión temporal de actividades" mientras dure el proceso de verificación extraordinaria, que se produce cuando existen circunstancias que así lo determinan, "pudiendo, en su caso, tomar las medidas pertinentes para garantizar la seguridad, objetivo primordial de su actuación".

Aerolíneas Damojh fue sometida a un proceso de verificación anual en noviembre del pasado año y sus aparatos renovaron sus certificados de aeronavegabilidad en agosto y octubre de 2017.

Anteriormente, enfrentó un proceso de verificación extraordinaria tras el accidente registrado el 4 de noviembre de 2010 cuando uno de sus aviones aterrizó de emergencia en Puerto Vallarta por una falla del tren de aterrizaje de nariz. En esta ocasión, se acordó la suspensión de operaciones entre el 11 de noviembre y el 18 de diciembre de 2010, levantada al acreditarse que había solventado las observaciones realizadas.

De igual forma, tras la denuncia presentada por el capitán Marco Aurelio Hernández en octubre de 2013, se llevó a cabo una verificación mayor extraordinaria del 4 al 8 de noviembre de ese año y se suspendió una de las aeronaves hasta que se presentara la documentación para atender los requerimientos de la verificación, lo que ocurrió el 10 de enero de 2014.

En este sentido, la DGAC ha explicado que "busca garantizar la máxima seguridad de las operaciones aéreas, no sólo mediante verificaciones periódicas, sino también realizando las visitas extraordinarias que sean necesarias, acompañadas de las medidas requeridas para asegurar que se subsanen los hallazgos de la verificación".