¿La Cumbre de las Américas es un evento realmente productivo para Iberoamérica?

Inauguración Cumbre de las Américas
JONATHAN ERNST / REUTERS - Archivo
Publicado 05/04/2018 19:33:55CET

   MADRID, 5 Abr. (Notimérica) -

   La Cumbre de las Américas es una reunión de los gobernantes de los países de América para tratar temas diplomáticos y/o comerciales de importancia a nivel continental. En un principio se formó para tratar la implementación del Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA).

   En este evento participan los 35 Estados independientes americanos y asisten sus mandatarios o jefes de estados.

   La primera Cumbre de las Américas fue en Miami, Estados Unidos, en 1994. Bill Clinton, entonces presidente de Estados Unidos, fue el anfitrión. Le siguieron las de Santiago (Chile), Quebec (Canadá), Mar del Plata (Argentina), Puerto España, Cartagena de Indias (Colombia), Ciudad de Panamá. Su octava edición se realizará este 13 y 14 de abril en Lima. Pero, esta cumbre ¿es realmente productiva para Iberoamérica?

   Las dos últimas ediciones de la Cumbre de las Américas, las realizadas en Colombia (2012) y Panamá (2015), finalizaron sin una declaración conjunta final, la impresión que puede prevalecer es que estos eventos no son muy productivos en cuanto a acuerdos y logros. Sin embargo, según algunos expertos, esto no necesariamente es así.

   Este es el caso del analista internacional Carlos Novoa, que asegura que el simple hecho de que los mandatarios se reúnan ya tiene que considerarse como un logro, además de la coordinación de agendas en común y las reuniones entre mandatarios y delegaciones.

   "Así no haya un consenso final, estas cumbres sirven para conocer la posición de los países respecto a tal o cual tema y para coordinar entre países", ha indicado el profesor de la Pontificia Universidad Católica del Perú Óscar Vidarte, según ha informado 'CNN'.

LOGROS

   Uno de los aspectos más importantes logrados gracias a la Cumbre de las Américas fue el encuentro que hubo entre el expresidente de EEUU Barack Obama y el presidente de Cuba, Raúl Castro, en 2015.

   Del mismo modo, los expertos coinciden en lo que han llamado "termómetro continental", el tener a las máximas autoridades políticas en un mismo lugar permite conocer hacia dónde va cada régimen, quienes coinciden entre sí y quiénes no.

   Otro aspecto destacable que se fraguó en esta cumbre fue la idea de la Carta Democrática, un instrumento que busca preservar los regímenes democráticos en los países americanos. Esta carta comenzó a gestarse en la Cumbre de las Américas de Quebec, en abril de 2001, y entró en vigencia en septiembre del mismo año.

   Todos los años ha habido un mandatario estadounidense en esta cumbre, sin embargo si el actual presidente de EEUU, Donald Trump, confirma su asistencia sería la primera vez que visita Latinoamérica como mandatario.