Denuncian la muerte de dos manifestantes opositores por acción de la Policía en Nicaragua

Manifestación contra el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega
REUTERS / JORGE CABRERA
Publicado 08/07/2018 19:44:35CET

Ortega ha descartado un adelanto electoral durante una manifestación con simpatizantes

MADRID, 8 Jul. (EUROPA PRESS) -

Al menos dos personas han fallecido este domingo en acciones de paramilitares y efectivos de la Policía en las localidades de Diriamba y Jinotepe, al sur de Managua, en el marco de las protestas contra el Gobierno del presidente Daniel Ortega.

Los agentes se disponían a desmontar las barricadas levantadas por los activistas de la oposición, lo que derivó en un enfrentamiento en el que falleció un hombre que tenía impactos de bala en las piernas y los glúteos, informa el diario 'La Prensa'. Además, los vecinos han informado de varios heridos durante los disturbios.

"Eran más de cuarenta camionetas llenas de paramilitares las que vi entrar a Diriamba por Las Palmeras. Ellos me desviaron por un camino y me dijeron que mejor me fuera por ahí, porque si no a mi también me podían pasar la cuenta", ha explicado un motociclista en declaraciones bajo condición de anonimato.

Los policías emplearon palas mecánicas y volquetes para despejar las calles de barricadas tanto en Diriamba como en Jinotee, donde individuos encapuchados y armados irrumpieron en la localidad y tomaron varios centros de atención sanitaria para, según la oposición, impedir que se atienda a los opositores.

MENSAJE DE ORTEGA
Mientras, el presidente Daniel Ortega ha comparecido este domingo para expresar su rechazo a una convocatoria de elecciones anticipadas que pide la oposición.

"Ya habrá tiempo, tal como manda la ley, habrá tiempo para elecciones. Todo tiene su tiempo", ha afirmado Ortega durante una manifestación en la avenida Bolívar de Managua.

La Conferencia Episcopal de Nicaragua, mediadora en el conflicto; el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, organizaciones de la sociedad y empresarios han pedido el adelanto de los comicios para cerrar la crisis política.

Sin embargo, Ortega ha acusado de nuevo a los movilizados de "golpistas": "si los golpistas quieren ser presidentes, que busquen el voto del pueblo, como lo manda la ley". "El pueblo va a seguir luchando por la paz", para que "desaparezcan de todo Nicaragua esos lugares donde se vienen cometiendo crímenes todos los días", en referencia velada a los cortes de carreteras.

Además ha criticado a los obispos: "Cristo nunca dijo mata a tu hermano. Cristo dijo ama a tu hermano. Y eso es lo que deben de practicar los nicaragüenses. Todos sin excepción, incluso aquellos que lanzan maldiciones y nos sentencian a muerte en nombre de instituciones religiosas", ha argumentado Ortega.

Poco después, el obispo auxiliar de Managua, Silvio José Báez, ha respondido en Twitter que "si Daniel Ortega está pensando en la Iglesia católica cuando se refiere a 'instituciones religiosas', ya debería tener claro que la Iglesia católica no tiene miedo, que busca siempre la paz que brota de la justicia y que está siempre al lado de los pobres y de las víctimas".

Contador