La derecha uribista gana las legislativas en Colombia con un discurso enfrentado al acuerdo de paz con la FARC

Álvaro Uribe
REUTERS - Archivo
Publicado 12/03/2018 15:10:38CET

   Iván Duque y Gustavo Petro se enfrentarán en las elecciones presidenciales

   MADRID, 12 Mar. (OTR/PRESS) -

   La derecha colombiana, liderada por el Partido Centro Democrático fundado por el expresidente Álvaro Uribe, ha sido la vencedora de las elecciones legislativas celebradas el domingo con un discurso contra el pacto suscrito por el presidente Juan Manuel Santos con la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

   Se abre ahora un periodo de incertidumbre si las fuerzas opositoras al acuerdo con la guerrilla más poderosa de América imponen su agenda. Las primarias presidenciales y legislativas de la Cámara de Representantes y del Senado de Colombia del domingo han supuesto una votación histórica, pues por primera en la historia del país, ha concurrido a las urnas la antigua guerrilla de las FARC.

   El pacto entre el Gobierno colombiano y la antigua guerrilla marxista permite a los excomandantes rebeldes ejercer la política pese a que todavía tienen pendiente crímenes por confesar y reparar a las víctimas, fórmula pactada para que reciban penas alternativas a prisión.

   Esta es la cuestión que más ha irritado y criticado el expresidente Urbibe, que desde el principio se ha posicionado en contra del acuerdo de paz. De hecho, su victoria en el referéndum de 2016 obligó a que se renegociaran algunos puntos del documento.

   El próximo 27 de mayo se celebrarán las elecciones presidenciales en las que se enfrentarán el candidato del Partido Centro Democrático, Iván Duque, y el líder de la coalición Colombia Humana, Gustavo Petro, claros vencedores en las primarias de sus respectivas formaciones.

   En concreto, Duque ha logrado un 67,72 por ciento de los votos en la consulta de la derecha, la Gran Consulta por Colombia, frente al 25,81 por ciento de Marta Lucía Ramírez y el 6,48 por ciento de Alejandro Ordóñez. En la izquierda, Petro ha conseguido un 84,92 por ciento de los votos y se impone con claridad a Carlos Caicedo, con un 15,07 por ciento.

ENORME FRAGMENTACIÓN

   El domingo, el Partido Centro Democrático se ha situado como primera fuerza en el Senado colombiano con un 16 por ciento de los votos, mientras que ha sido relegado a una segunda posición en la Cámara de Representantes, superado por el Partido Liberal Colombiano.

   En las elecciones al Senado se ha producido una enorme fragmentación entre los distintos partidos. En primer lugar, con un 16,54 por ciento de los votos se sitúa el Partido Centro Democrático, seguido del Partido Cambio Radical (13,89 por ciento), el Partido Conservador Colombiano (12,48 por ciento) y el Partido Liberal Colombiano, con un 12,40 por ciento de los votos.

   En la Cámara de Representantes el ganador ha sido el Partido Liberal Colombiano con un 16,57 por ciento de los votos, seguido muy de cerca por el Partido Centro Democrático (16,10 por ciento), el Partico Cambio Radical (14,33 por ciento) y el Partido de La U (12,23 por ciento).

   La Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC), heredera política de la guerrilla, ha obtenido con un 0,34 por ciento de apoyo en el Senado y un 0,22 por ciento en la Cámara. No obstante, gracias al Acuerdo de Paz, tiene garantizados 10 escaños en el sistema bicameral colombiano.

   Precisamente, el mismo domingo de las elecciones legislativas, el excandidato presidencial de las Fuerzas Armadas de Colombia, Rodrigo Londoño, alias 'Timockenko', ha sido dado de alta en la clínica de Bogotá donde permanecía internado, cuatro días después de someterse a una cirugía de corazón, según ha informado en un comunicado el centro médico donde se encontraba.

   "El señor Rodrigo Londoño fue dado de alta después de culminar la fase inmediata intrahospitalaria de recuperación por revascularización coronaria a la que fue sometido el pasado miércoles", lee el comunicado emitido por la Clínica Shaio en Bogotá.

   El antiguo dirigente guerrillero confirmó el miércoles que había sido sometido con éxito a una intervención cardiaca. Tras esta salida imprevista, el Consejo Político Nacional de las FARC anunció el jueves que no aspirarán a la jefatura de Estado en los comicios del 27 de mayo. Han descartado así nombrar a un candidato alternativo a 'Timochenko', para el que los sondeos pronosticaban una exigua intención de voto.

   A pesar de que el país tiene una de las democracias más antiguas de América Latina, la abstención ha llegado a superar el 50 por ciento. La votación ha determinado los ocupantes de un desprestigiado Congreso colombiano, considerado corrupto por gran parte de la sociedad colombiana y que sin embargo, deberá tramitar reformas claves para la economía y la consolidación de la paz.

   El exmandatario Álvaro Uribe, de 65 años, que se reconoce adicto al trabajo puede lograr que su partido vuelva a la Presidencia de Colombia y habrá que determinar cómo implementa el acuerdo con las FARC y gestiona el alto el fuego con el ELN.

   Es, sin duda, el hombre que más cuestiona la paz con la guerrilla. Durante ocho años golpeó con dureza a los grupos revolucionarios y negoció el desarme de los paramilitares de ultraderecha. Ha calificado de traidor al presidente Santos por negociar con las FARC, aunque se hayan evitado unas 3.000 muertes anuales.