Dimite el director de Carabineros Chile el primer día de Gobierno Piñera

Chile's President Sebastian Pinera waits to receive protocol greetings at La Mon
REUTERS / RODRIGO GARRIDO
Actualizado 13/03/2018 13:13:42 CET

   SANTIAGO, 12 Mar. (Notimérica) 

   El director del cuerpo de policía chileno Carabineros, Bruno Villalobos Krumm, ha renunciado a su cargo en el que es el primer día de Gobierno del flamante nuevo presidente, Sebastián Piñera.

   La renuncia del general director del cuerpo de Carabineros ha sido anunciada por el presidente durante una rueda de prensa desde el Palacio de La Moneda. En dicha rueda de prensa, el mandatario ha confirmado que había aceptado la renuncia de Villalobos y le ha agradecido por los servicios que ha prestado al país.

   El puesto de general director de Carabineros será asumido de manera interina, hasta que se lleve a cabo el nuevo nombramiento, por el que hasta ahora era el subdirector general de la institución, Julio Pineda.

   Villalobos fue nombrado general director de Carabineros en el año 2015 por la expresidenta Bachelet y su periodo en el cargo debería haberse prolongado hasta el próximo año.

   El ya exdirector de Carabineros estaba fuertemente cuestionado desde el pasado mes de febrero por la situación que produjo la conocida como 'Operación Huracán'. Esta operación tenía como objetivo investigar a mapuches acusados de provocar incendios en el sur del país pero, sin embargo, terminó con una denuncia contra el cuerpo por un presunto montaje de pruebas para inculpar a los miembros del pueblo indígena.

PIÑERA BUSCARÁ UNA REFORMA DE LOS CUERPOS DE SEGURIDAD

   Aprovechando su comparecencia ante los medios, el jefe de Estado de Chile ha afirmado que desde su Gobierno tratarán de "fortalecer" la capacidad de lucha contra "la delincuencia, el narcotráfico y el terrorismo" e intentarán avanzar "con fuerza y decisión en una profunda modernización de Carabineros y de la Policía de Investigaciones (PDI)".

   Piñera ha anunciado también su intención de llevar a cabo "una reformulación del sistema de inteligencia y una mejora de la coordinación entre policías, fiscales y jueces", con el objetivo de ofrecer una vida más tranquila y de "mayor paz" a todas las familias chilenas.