La CIDH será la encargada de investigar el asesinato de los periodistas ecuatorianos por disidentes de las FARC

Manifestación para pedir la liberación de periodistas ecuatorianos
REUTERS / STRINGER .
Actualizado 12/05/2018 8:16:53 CET

MADRID, 12 May. (EUROPA PRESS) -

Una comisión integrada únicamente por representantes de la Comisión Interamericana de Derecho Humanos (CIDH) será la encargada de investigar que les sucedió a los periodistas ecuatorianos de diario 'El Comercio', secuestrados y asesinados en la frontera con Colombia por un supuesto grupo disidente de las FARC.

"La comisión internacional estará integrada por cuatro personas: la vicepresidenta de la CIDH y relatora de país, Esmeralda Arosemena de Troitiño; el relator especial sobre libertad de expresión, Edison Lanza, y dos especialistas de la CIDH", indica el comunicado difundido este viernes por la cancillería nacional.

En el texto se explica que el equipo analizará el secuestro y posterior asesinato del equipo periodístico integrado por el periodista Javier Ortega, el fotógrafo Paúl Rivas y el conductor Efraín Segarra.

Las autoridades aseguran en el comunicado que Gobierno ecuatoriano proporcionará "todas las facilidades y cubrirá los gastos del mecanismo". También se aclara que los familiares de las víctimas "serán mantenidos al tanto de los avances de la labor del mecanismo" de la Comisión y participarán en sus reuniones".

El presidente ecuatoriano, Lenín Moreno ha designado al Ministerio de Justicia "como punto de contacto para coordinar y facilitar el trabajo de la CIDH en el país".

Los familiares de los fallecidos, de acuerdo con la nota informativa, plantearon al Gobierno ecuatoriano su deseo de que sea la Comisión la que lidere el proceso y ningún otro organismo internacional o nacional, lo que garantizaría la independencia de su trabajo.

SECUESTRO Y ASESINATO

El periodista Javier Ortega, el fotógrafo Paúl Rivas y el conductor Efraín Segarra fueron capturados el 26 de marzo en la provincia ecuatoriana de Esmeraldas cuando realizaban un reportaje sobre la situación en la frontera con Colombia, que en los últimos meses ha sufrido varios ataques de disidentes de las FARC.

El Frente Oliver Sinisterra, un remanente de la antigua guerrilla de las FARC comandado por 'Guacho', emitió el pasado jueves un comunicado en el que anunciaba que, debido a las operaciones de rescate de las fuerzas de seguridad, los rehenes habían muerto.

Ecuador y Colombia estaban intentando confirmar esta información. Moreno dio doce horas a los secuestradores para aportar pruebas en uno u otro sentido y tras expirar este plazo confirmó el viernes que los tres rehenes habían sido asesinados. "Nunca tuvieron intención de entregarlos vivos, sino de ganar tiempo", dijo en rueda de prensa.

Moreno ha reactivado las operaciones de seguridad en la frontera, que se suspendieron para facilitar la liberación de los secuestrados, con el fin de dar caza a 'Guacho', "objetivo de alto valor militar" en ambos países y por el que Ecuador ofrece una recompensa de 100.000 dólares.

La zona de Mataje, donde se produjo el secuestro, ha sido declarada "zona de seguridad" para aumentar los controles de militares y policías y se creará una jurisdicción especial para crimen organizado con sede en Quito para garantizar la seguridad de jueces y fiscales en la investigación de estos hechos.