Ecuador se prepara para la celebración del referéndum y la consulta popular

María vicuña
VICEPRESIDENCIA DE ECUADOR
Actualizado 04/02/2018 9:18:56 CET

   QUITO, 3 Feb. (Notimérica)  -

   Ecuador se prepara este domingo 4 de febrero para celebrar un referéndum y una consulta popular, en los cuales los ecuatorianos están llamados a decidir sobre siete aspectos fundamentales para el país, dos de los cuales conllevarían reforma constitucional.

   Estas siete preguntas, entre otras cosas, suponen la ruptura absoluta entre el actual presidente del Gobierno, Lenin Moreno, y su predecesor en el cargo, Rafael Correa, también compañeros de partido.

   Las siete preguntas que el Gobierno de Ecuador someterá a votación este domingo --dos de consulta popular y cinco de referéndum, por conllevar modificación de la Constitución--, han sido orquestadas por la vicepresidenta, María Alejandra Vicuña, quien tan solo unos meses después de aterrizar en su puesto, ha sido la encargada de hacer efectivo uno de los procesos políticos que más controversia ha creado en el país durante los últimos años.

   Esta controversia emana sobre todo de tres preguntas, las relativas a limitar la reelección a una sola vez --algo que impediría la vuelta a primera línea política de Correa--; la inhabilitación para participar en la vida política de todos aquellos condenados por actos de corrupción; y la reestructuración del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPCCS).

   Por otro lado, las otras cuatro cuestiones giran entorno a no permitir la prescripción de delitos sexuales a menores, prohibir la minería metálica, derogar la 'Ley de Plusvalía', e incrementar la zona intangible del país en al menos 50.000 hectáreas.

MARÍA VICUÑA

   En una entrevista concedida a 'Notimérica', María Vicuña ha explicado como ha sido concebido el referéndum. "La consulta es el resultado de un amplio proceso de diálogo nacional del Gobierno con más de 700 organizaciones que plantearon más de 2.700 preguntas", ha declarado el vicepresidente.

   "Es una consulta popular que responde al interés de la gente y estamos seguros que el 4 de febrero se verá reflejado en las urnas", ha declarado la vicepresidenta.

   Con respecto a la limitación de los mandatos, una medida muy polémica por su presunto objetivo de bloquear el regreso de Correa a la Presidencia, la vicepresidenta ha explicado que "esta pregunta plantea regresar a lo que fue la esencia del espíritu de Montecristi, en un gran debate que se generó entre el 2007 y el 2008, que todas las autoridades de elección popular puedan reelegirse, máximo por una sola vez, consecutiva; así figuraba hasta la enmienda del 2015, que planteamos se elimine".

   También ha apuntado que "la alternabilidad refuerza la corresponsabilidad de todos los ciudadanos en la vida política de nuestro país, e impulsa la renovación de los liderazgos políticos y sociales para la consolidación democrática".