¿Por qué EEUU considera a Paraguay un elemento estratégico para su proyección geopolítica en Iberoamérica?

Bandera de Paraguay
PIXABAY
Publicado 14/05/2018 17:36:25CET

   WASHINGTON, 14 May. (Notimérica) -

   La gran mayoría de los Gobiernos paraguayos han mantenido durante sus legislaturas una relación de cordialidad con Estados Unidos basado en los intereses comerciales y económicos del país norteamericano.

   Ante el avance de los Gobiernos de derecha en la región, Paraguay comienza a ostentar una gran importancia debido a su ubicación geográfica en el centro de Iberoamérica y como principal enclave estratégico para la influencia estadounidense y su proyección geopolítica en América Latina.

   El analista y periodista argentino Carlos Aznárez, ha señalado en una entrevista para 'Tele Sur', que los intereses económicos y de apropiación de recursos naturales por parte de EEUU han orientado la política exterior de Washington.

   EEUU tiene un especial interés en la zona denominada "triple frontera", debido a que es en este enclave geográfico confluyen los territorios de Brasil, Argentina y la propia Paraguay.

   Durante la era del expresidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva y su homóloga argentina Cristina Fernández de Kirchner, dentro del contexto del auge de Hugo Chávez en Venezuela, Rafael Correa en Ecuador o Evo Morales en Bolivia para Washington se hizo indispensable asegurar su presencia en un país que fuera lo suficientemente estratégico (que a veces no significa importante o de peso a nivel internacional) que le permitiera mantener esferas de influencia en la región.

   A finales de enero de 2015 el secretario de la Armada de Estados Unidos, Ray Mabus, y la embajadora estadounidense Leslie Ann Basset, se reunieron con el entonces ministro de Defensa Nacional de Paraguay, Bernardino Estigarribia, para afianzar más las relaciones de confianza con el actual Gobierno, bajo el supuesto compromiso de paz, seguridad, estabilidad y fortalecimiento de los "valores democráticos".

   En 2016 Estados Unidos situó una nueva base militar en la "triple frontera", un punto estratégico del mapa paraguayo que va más allá de la mera estrategia geográfica, busca un recurso natural básico y no es petróleo. EEUU busca agua dulce, el oro azul, este puede ser uno de los primeros pasos en el contexto de las guerras del agua, como antes fueron las del petróleo ya que el agua, en este momento, ha entrado dentro del flujo de bienes comerciales y, por lo tanto, es una fuente de dinero imparable ya que, se quiera o no, se necesita agua para todo y ese bien sólo es garantizado mediante la defensa militar.

   La estrategia del Gobierno estadounidense consiste en situarse en las regiones paraguayas del acuífero del Guaraní, uno de los más importantes del mundo que se encuentra en territorio brasileño, argentino, uruguayo y paraguayo.

   Sin embargo movimientos sociales e indígenas paraguayos han denunciado esto asegurando que el interés es el control y apropiación de la mayor reserva de agua dulce e impulsar la explotación de esquisto (fracking) por multinacionales petroleras de EEUU.