Ralph Northam, a favor de las 'ciudades santuario', es el nuevo gobernador de Virginia (EEUU)

Contador
El demócrata Ralph Northam, nuevo gobernador de Virginia.
REUTERS / JULIA RENDLEMAN
Actualizado 08/11/2017 11:58:40 CET

MADRID, 8 Nov. (EUROPA PRESS/Notimérica) -

El candidato demócrata Ralph Northam ha ganado las elecciones a gobernador del estado de Virginia, en el este de Estados Unidos, frente al candidato republicano Ed Gillespie, según ha informado este martes la cadena de televisión CNN.

La victoria de Northam supone un gran logro para el Partido Demócrata, que ha destacado la importancia de vencer a los republicanos a nivel estatal bajo el mandato del presidente estadounidense, Donald Trump.

Los resultados de los comicios en Virginia han aumentado los tonos azules en el mapa político de la costa este del país, donde se ha sumado también la victoria del candidato demócrata Phil Murphy en el estado de Nueva Jersey tras enfrentarse a la republicana Kim Guadagno.

Northam no se ha visto golpeado por los anuncios realizados por su rival político durante la campaña, en los que lo acusaba de mantener una postura laxa frente a la pandilla Mara Salvatrucha (más conocida como MS-13) al votar en contra de una legislación que buscaba poner fin en el país a las 'ciudades santuario'.

Asimismo, Gillespie también había defendido los llamamientos realizados por Trump a favor de mantener los monumentos de los Estados Confederados, un asunto que levantó polémica en el país a raíz de lo sucedido el 12 de agosto la localidad de Charlottesville (Virginia).

El presidente estadounidense, que se encuentra de viaje por Asia en el marco de la cumbre del Foro de Cooperación de Países de Asia-Pacífico (APEC), ha reconocido a través de Twitter que "Gillespie ha trabajado duro" pero ha asegurado que éste "no se ha adherido a sus ideas ni a lo que él representa".

"No se olviden, los republicanos ganaron cuatro escaños de cuatro y con la economía mejorando continuarán ganando, incluso más que antes", ha aseverado el magnate en alusión a los escaños que los demócratas tendrían que haber arrebatado a los republicanos para hacerse con la mayoría en el Senado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies