Entran los primeros ocho integrantes de la caravana centroamericana en territorio de EEUU

Integrantes de la caravana centroamericana en la frontera de México y EEUU
REUTERS / EDGARD GARRIDO
Actualizado 01/05/2018 8:20:17 CET

TIJUANA (MÉXICO), 1 May. (Reuters/EP) -

Los primeros ochos integrantes de la caravana que ha cruzado México de sur a norte han entrado este lunes en territorio estadounidense para buscar asilo.

Las ocho mujeres y niños han cruzado una puerta hacia el puerto de San Ysidro por orden de un oficial de aduanas y patrulla fronteriza, según ha informado un testigo de Reuters horas después de que el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, prometiera que serían procesados de acuerdo con la ley estadounidense.

Alrededor de tres cuartas partes de los solicitantes de asilo centroamericanos no tienen éxito y terminan siendo detenidos y deportados.

Los aproximadamente 150 migrantes centroamericanos integrantes de la caravana han acampado este lunes junto a la frontera de Estados Unidos después de que las autoridades les negaran la entrada a suelo estadounidense.

Las autoridades mexicanas permitieron el domingo el paso de un primer grupo, pero fueron detenidos por agentes estadounidenses que les preguntaron si temían regresar a sus países de origen, iniciando un largo proceso legal que podría terminar en la deportación o el asilo.

Los organizadores de la caravana invitaron a mujeres y niños del grupo a regresar a los albergues para inmigrantes, pero pocos aceptaron la oferta, en parte para mostrar su determinación y en parte porque no querían perder su oportunidad de llegar a Estados Unidos.

Unos 1.500 migrantes, en su mayoría hondureños, partieron a finales de marzo para recorrer 3.200 kilómetros huyendo de la violencia en sus países. La caravana ha sido muy criticada por el presidente estadounidense, Donald Trump, quien instó a México a cerrarles el paso y, más tarde, ordenó el despliegue de militares para proteger su frontera.

Los organizadores han explicado que el paso fronterizo de San Ysidro, uno de los cruces terrestres más grandes del mundo, situado en California, podría albergar a más de 300 migrantes detenidos, pero el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos y la Patrulla Fronteriza han asegurado que ya está a tope de su capacidad.