Israel asegura que EEUU podría aplicar algunas de sus medidas de seguridad para su frontera con México

Actualizado 25/07/2018 8:05:28 CET

JERUSALÉN, 25 Jul. (Reuters/EP) -

El ministro de Seguridad Pública israelí, Gilad Erdan, ha asegurado este martes que Estados Unidos podría aplicar algunas de las medidas de seguridad utilizadas para la frontera de Israel con la Franja de Gaza en su propia frontera con México.

Erdan recibió en junio a su homóloga estadounidense, la secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, asesora del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a quien se le encomendó cumplir su promesa de reprimir la inmigración ilegal.

Con ese fin, Trump asegura que Estados Unidos necesita un muro a lo largo de su frontera de 3.200 kilómetros con México, pero se ha visto obstaculizado por la disidencia nacional y la incertidumbre sobre el financiamiento.

Durante su visita a Israel, Nielsen inspeccionó vallas de alta tecnología que ha utilizado para sellar la frontera egipcia de 230 kilómetros, así como su límite de 60 kilómetros con Gaza.

"Ella me dijo que ciertamente hay mucho que aprender aquí y creo que algo de esto ciertamente se implementará en lo que Estados Unidos está estableciendo en su frontera con México", ha afirmado Erdan al canal israelí Ynet.

Entre las tecnologías israelíes que ha señalado que Nielsen había estudiado, había una pared subterránea diseñada para bloquear túnenes de ataque del Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás) y sistemas de alerta para frustrar incursiones.

Después de su gira por la frontera de Israel el pasado 12 de junio, Nielsen dijo en su discurso en Jerusalén: "La seguridad fronteriza es la seguridad nacional. Nuestros socios israelíes lo saben mejor que nadie y hoy tuve la suerte de ver el increíble trabajo que están haciendo para mantener seguros a su territorio y a sus ciudadanos".

La frontera entre Gaza e Israel ha presenciado protestas semanales, en ocasiones violentas, desde el 30 de marzo. El Ejército de Israel ha matado a 140 palestinos durante las protestas, diciendo que se necesita una fuerza letal para evitar las infiltraciones armadas. La cifra de muertos ha provocado la censura extranjera, aunque no desde Washington, que se ha hecho eco de Israel al decir que Hamás tenía la culpa.