Obama y Rousseff se reúnen durante la cumbre del G20 para hablar del espionaje de la NSA en Brasil

 

Obama y Rousseff se reúnen durante la cumbre del G20 para hablar del espionaje de la NSA en Brasil

Actualizado 17/12/2013 20:58:42 CET

MADRID, 6 Sep. (EUROPA PRESS) -

Los presidentes estadounidense y brasileña, Barack Obama y Dilma Rousseff, respectivamente, se han reunido este jueves en el marco de la cumbre del G20 que se celebra en la ciudad rusa de San Petersburgo para hablar del espionaje de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) de Estados Unidos en Brasil.

"El presidente Obama se ha reunido hoy (jueves) con la presidenta Rousseff entre la primera sesión plenaria del G-20 y la cena de esta noche", ha dicho la Casa Blanca, en declaraciones recogidas por la agencia de noticias Reuters.

Según la cadena brasileña 'O Globo', la reunión ha durado unos 30 minutos y en ella han hablado sobre el espionaje de la NSA en Brasil, aunque no han trascendido detalles de la conversación bilateral.

El asesor de Seguridad Nacional de Obama, Ben Rodhes, reveló horas antes que, de reunirse, hablarían sobre este asunto, aunque descartó que el presidente estadounidense pidiera perdón a su homóloga brasileña, tal y como ésta reclama.

"Entendemos lo importante que es esto es para los brasileños y por eso estamos intentando que entiendan exactamente cuál es la naturaleza de nuestro esfuerzo de Inteligencia", dijo a la prensa internacional.

El encuentro entre Obama y Rousseff ha sorprendido a todos porque no estaba previsto en las agendas oficiales de ninguno de los dos y se ha producido justo después de que la brasileña cancelara el viaje de la comitiva encargada de preparar su próximo viaje a Estados Unidos.

ESPIONAJE

El escándalo se destapó el pasado lunes, cuando O'Globo reveló que la NSA espió a Rousseff y al presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, cuando aún era el candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI) a las elecciones presidenciales del 1 de julio de 2012.

Al parecer, la NSA espió llamadas telefónicas, correos electrónicos y mensajes de texto de Rousseff y varios de sus "asesores clave", así como de Peña Nieto y nueve miembros de su equipo de campaña electoral.

La información sobre el espionaje a ambos líderes latinoamericanos está en un documento de junio de 2012, en el que se detalla el 'modus operandi' y se celebra el "éxito" del trabajo, al que solamente tuvieron acceso Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, Australia y Nueva Zelanda.

Además, O'Globo se ha hecho eco del documento de la NSA 'Identificando los retos para el futuro' con un epígrafe llamado "Amigos, enemigos o problemas" que está encabezado por Brasil, seguido de Egipto, India, Irán, México, Arabia Saudí, Somalia, Sudán, Turquía y Yemen.

Tras ello, los ministerios de Exteriores de Brasil y México convocaron con carácter de urgencia a los embajadores estadounidenses en sus respectivos territorios para pedir explicaciones sobre el espionaje a sus presidentes.

Brasil ha amenazado con llevar este asunto a Naciones Unidas, mientras que México ha propuesto imponer sanciones multilaterales a Estados Unidos, si se demuestra que el contenido de los documentos de la NSA es cierto.

CONDENA DE LOS BRICS

Por su parte, el grupo de los BRICS --Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica--, que ha asistido a la cumbre del G20 en San Petersburgo, ha expresado su apoyo a Rousseff y a Peña Nieto, condenando el espionaje estadounidense.

"Sus líderes han mostrado una actitud claramente negativa hacia la evidencia del espionaje estadounidense a varios países, incluyendo miembros de los BRICS", ha dicho un portavoz del Kremlin a la agencia de noticias británica.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies