EEUU revisa su relación con El Salvador tras su decisión de romper relaciones diplomáticas con Taiwán

Donald Trump
REUTERS / YURI GRIPAS
Publicado 22/08/2018 9:33:36CET

   WASHINGTON, 22 Ago. (Reuters/EP) -

   Estados Unidos ha asegurado que está "profundamente decepcionado" por la decisión de El Salvador de romper sus relaciones diplomáticas con Taiwán ha anunciado que está revisando su relación con el país como resultado, según ha informado este martes un portavoz del Departamento de Estado norteamericano.

   El Salvador es el tercer país latinoamericano en romper sus relaciones diplomáticas con Taiwán en los últimos dos años y el portavoz presidencial Roberto Lorenzana ha señalado que atraer las inversiones y desarrollar la economías fueron los objetivos clave detrás de la decisión.

   "Aunque reconocemos el derecho soberano de cada país para determinar sus relaciones diplomáticas, estamos profundamente decepcionados por esta decisión", ha señalado un portavoz del Departamento de Estado, que no ha querido ser identificado por su nombre. "Estamos revisando nuestra relación con El Salvador después de esta decisión.

   La embajadora estadounidense en El Salvador, Jean Manes, publicó poco antes que Estados Unidos está analizando la "preocupante" decisión.

   Las relaciones de Estados Unidos con El Salvador se han visto afectadas por las amenazas del presidente estadounidense, Donald Trump, de suspender la ayuda de países que "no hacen nada" para impedir que los pandilleros de la MS-13 crucen a Estados Unidos de forma ilegal.

   Manes señaló en un evento este martes que los salvadoreños deberían exigir transparencia sobre cómo el Gobierno resolvió intercambiar sus socios diplomáticos. "Creo que debemos saber, exactamente, todos los detalles de la negociación", aseveró.

   Estados Unidos, que está actualmente en una disputa comercial con China, su principal rival estratégico en Asia, también tiene relaciones diplomáticas formales con Pekín, en lugar de Taipei. Sin embargo, la ley exige que ayude a Taiwán en defensa propia y es la principal fuente de armas de la isla.

   El portavoz del Departamento de Estado ha afirmado que los esfuerzos de China para alterar unilateralmente el status quo con Taiwán son dañinos y "socavan el marco que ha permitido la paz, la estabilidad y el desarrollo durante décadas.

   "Estados Unidos insta a China a abstenerse de la coacción que pondría en peligro la seguridad o el sistema social o económico de la gente en Taiwán", ha aseverado. "Estados Unidos continuará apoyando a Taiwán mientras busca expandir sus ya significativas contribuciones para enfrentar los desafíos globales y mientras Taiwán resiste los esfuerzos para restringir su participación apropiada en el escenario mundial", ha añadido.

   La presidenta de Taiwán, Tsai Ing Wen, señaló este lunes que la isla no cederá ante la presión después de realizar un viaje a América Latina la semana pasada, que incluyó escalas en Estados Unidos, lo que provocó críticas por parte de China.

   Trump firmó en marzo una ley que alienta a Estados Unidos a enviar a altos funcionarios a Taiwán para que se reúnan con sus homólogos taiwaneses viceversa.

   Si bien Tsai no fue invitada a Estados Unidos para una visita oficial la semana pasada, se reunió con senadores estadounidenses durante su visita, asistió a banquetes con taiwaneses y habló sobre la necesidad de fuertes lazos con Washington.