Elecciones en Paraguay: una semana para el duelo bipartidista

Supporters of Presidential candidate for Paraguay's Colorado Party Mario Abdo Be
REUTERS / JORGE ADORNO
     
Actualizado 15/04/2018 9:03:33 CET

   ASUNCIÓN, 15 Abr. (Notimérica) -

   A una semana de las elecciones generales de Paraguay, que se celebrarán este 22 de abril, los paraguayos parecen decantarse por la victoria oficialista de la coalición conservadora de la Asociación Nacional Republicana y el histórico Partido Colorado, representada por la fórmula presidencial de Mario Abdo Benítez como presidente y Hugo Adalberto Velázquez Moreno como su segundo.

   Al menos, así lo muestra la última encuesta publicada por el diario 'Última Hora', realizada entre los días 27 de mayo y el 8 de abril. El sondeo otorgaría al candidato del Partido Colorado el 55,7 por ciento de la intención de voto. Mientras, el principal opositor del oficialismo, Pedro Efraín Alegre Sasain, del Partido Liberal en representación de la alianza GANAR, obtendría un 31,4 por ciento.

   Con una estimación de un 10 por ciento de indecisos, tan solo un 2,9 por ciento de los votantes estaría dispuesto a decantarse por otros candidatos, según indica un informe elaborado por la empresa Grau&Asociados, lo que hace que las séptimas elecciones democráticas del país sean, nuevamente, de carácter bipartidista.

MARIO ABDO BENÍTEZ

   El resto de candidatos que optan a la Presidencia del país son Pedro Almada (Frente Amplio); Jaro Ilicineo Anzoátegui (Movimiento Nacional de Artistas del Paraguay); Efraín Enríquez (Movimiento Político Soberanía Nacional); Juan Bautista "Letradito" Ybañez (Partido Verde Paraguayo); Ramón Ernesto Benítez (Movimiento Nacional Reserva Patriotica); Justo Germán Ortega (Partido Socialista Democrático Herederos); Atanasio Galeano (Partido del Movimiento Patriotico Popular) y Celino Ferreira (Movimiento Político Cívico Nacional Unámonos).

   Según la mencionada encuesta, Adbo Benítez ganaría la mayoría de los 17 departamentos del país, incluyendo entre ellos el departamento Central --con mayor caudal de votos-- con el 50,2 por ciento de votos frente al 38,7 por ciento de Alegre. Asimismo, Benítez se impondría en Asunción con un 57,7 pro ciento en intención de voto sobre el 26,7 por ciento de Alegre.

   De esta manera, el presidente electo --así como el vicepresidente-- asumirá la Presidencia el día 15 de agosto del 2018 en sustitución al actual mandatario, Horacio Cartes, del histórico Partido Colorado. Su mandato se extenderá hasta el mes de agosto del año 2023, cuando dejará el cargo sin posibilidad de reelección.

PEDRO EFRAIN

   Tal y como dicta el artículo 229 de la Constitución paraguaya, aprobada en 1992 tras el regreso a la democracia, los cargos de presidente y vicepresidente son "improrrogables" y que "no podrán ser reelectos en ningún caso". Precisamente este hecho ha sido el que ha marcado la gran crisis política y electoral --con importantes niveles de violencia-- que Paraguay ha vivido en los últimos meses.

REELECCIÓN DE HORACIO CARTES

   Después de que una parte del Partido Colorado paraguayo impulsara una reforma constitucional que permitiera la reelección de Cartes como presidente, algo que ya se intentó en el año 2016, las movilizaciones masivas no se hicieron esperar. La represión por parte de las autoridades acabó con una persona muerta, múltiples heridos y graves enfrentamientos entre la Policía y la ciudadanía.

   Después de que el Congreso paraguayo rechazara la reforma hace dos años, el nuevo intento ha crispado a la sociedad paraguaya, cuya memoria reciente aun se ve marcada por la dictadura de Alfredo Stroessner --apoyada por el Partido Colorado--, la más larga de Sudamérica (1954-1989). El impulso de la reforma ha contando además con el respaldo del expresidente progresista Fernando Lugo, del Frente Guasú, quien fuera destituido en 2012 en un juicio político, y quien podría volver a presentarse de salir victoriosa la intención.

HORACIO CARTES

   A finales de marzo del pasado año, 25 de los 45 senadores paraguayos se reunieron en un despacho del Frente Guasú del Congreso, sin el presidente de la Cámara, y votaron a favor de cambiar el reglamento interno del Senado, lo que permitía que el presidente de la Cámara Alta no pudiera cambiar el proyecto de enmienda. Fue entonces cuando el clima social de Paraguay adquirió los niveles más altos de protesta.

   Al día siguiente, el Congreso fue asaltado por un millar de manifestantes que, incluso, llegaron a provocar un incendio en el salón principal. Ciudadanos, líderes de la oposición e, incluso, miembros de la facción colorada que se oponía a la reelección de Cartes, salieron heridos en las protestas en las que, además, se robó y destruyó parte del mobiliario y material del interior del Congreso.

FERNANDO LUGO

   Finalmente, el mandatario conservador hizo pública el 17 de abril de 2017 a través de su cuenta oficial de Twitter una carta dirigida al arzobispo de Asunción y presidente de la Conferencia Episcopal Paraguaya, Edmundo Valenzuela, en la que indicaba a la autoridad religiosa --mediador en la crisis política surgida-- su "gesto de renunciamiento". Tal y como podía leerse, Cartes indicaba que "he tomado la decisión de no presentarme, en ningún caso, como candidato a presidente de la República para el periodo constitucional 2018-2023".

DESARROLLO DE LA CAMPAÑA ELECTORAL

   Una vez la situación política en Paraguay aminoró su nivel de tensión, la campaña electoral ha podido desarrollarse de manera "bastante tranquila". Por lo menos es la opinión de la eurodiputada rumana y jefa de la misión de observadores de la Unión Europea, Renate Weber, quien la pasada semana declaraba a los medios de comunicación que durante la carrera electoral de estos comicios se habían registrado "menos enfrentamientos que en 2013".

ELECCIONES

   "Yo espero de verdad que los votantes se presenten y voten (el día 22) y sobre todo, que esa nueva generación (de jóvenes) habilitada para votar por primera vez acuda a las urnas, porque sería una lástima si no lo hace", subrayaba la europea en declaraciones recogidas por 'AFP', remarcando que "en Paraguay, como 2013, vamos a tener un proceso electoral abierto y correcto. Estaremos presentes con 24 observadores desplazados en todos los departamentos (17) del país".

   Además del presidente y el vicepresidente, en los comicios del próximo domingo se elegirán 17 gobernadores, 45 senadores y 80 diputados, todos serán elegidos por un mandato de cinco años.