El embajador español regresará a Venezuela "en los próximos días" aunque las posiciones políticas se mantienen

Fernando García Casas, secretario de Estado de Cooperación Internacional
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 19/04/2018 11:50:50CET

   MADRID, 19 Abr. (EUROPA PRESS) -

   El embajador español en Venezuela, Jesús Silva Fernández, regresará a Caracas "en los próximos días", en lo que supondrá "una normalización diplomática", según ha dicho el secretario de Estado de Cooperación y para Iberoamérica y el Caribe, Fernando García Casas.

   Eso sí, también ha puntualizado que esta decisión no cambia "las posiciones políticas" de España y de Venezuela, en declaraciones antes de comparecer en la Comisión de Cooperación Internacional del Congreso para exponer el proyecto de Presupuestos Generales del Estado para su departamento.

   Durante su comparecencia, ha saludado la operación "discreta y exitosa" que permitirá el retorno de los embajadores. También ha dejado claro que su departamento prestará atención a la situación humanitaria en la frontera de Cúcuta entre Venezuela y Colombia, así como a la situación "sanitaria y nutricional" dentro de Venezuela, a la que el Gobierno prevé destinar en 2018 algo más de 1,6 millones de euros.

   Los Ministerios de Asuntos Exteriores de España y Venezuela anunciaron el miércoles por la noche que iniciaban un proceso para normalizar las relaciones diplomáticas, muy dañadas desde que en enero Caracas declaró persona non grata al embajador español y el Gobierno de Mariano Rajoy correspondió expulsando al representante venezolano, Mario Isea.

    Madrid y Caracas anunciaron el miércoles su intención de "restituir los canales de diálogo diplomático entre los dos gobiernos, en el marco del respeto mutuo y del Derecho Internacional".

   El anuncio llega una semana después de que García Casas y el viceministro venezolano para Europa, Yván Gil, apostaran por "normalizar un diálogo bilateral", pese a las "discrepancias" entre ambos países, tras reunirse en Madrid.

   Con este fin, el viceministro entregó al secretario de Estado una carta del canciller venezolano, Jorge Arreaza, dirigida al ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, Alfonso Dastis. Arreaza y Dastis hablaron esos días, de acuerdo con fuentes diplomáticas.

   Con todo, el Gobierno español sigue manteniendo su apuesta por una solución política y democrática para la crisis política venezolana y considera que las elecciones presidenciales del próximo 20 de mayo se celebrarán en unas condiciones que no permitirán considerarlas democráticas.

   Así lo dejó claro la semana pasada el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en una rueda de prensa junto al presidente argentino, Mauricio Macri. "Hay que devolver la palabra a los venezolanos, sin cortapisas, sin amenazas y sin aprovechar el hambre y la miseria provocada por la incompetencia, o peor, para establecer regímenes clientelares", avisó Rajoy.