¿Qué esperan los cubanos de su nuevo presidente?

MIGRANETS CUBANOS
REUTERS - Archivo
Actualizado 12/04/2018 8:36:47 CET

   LA HABANA, 11 Abr. (Notimérica) 

   Este próximo 19 de abril los cubanos conocerán quién será su nuevo presidente que gobernará la Isla después de 59 años de mandatos de los hermanos Castro. Las expectativas sobre el nuevo Gobierno aumentan a medida que se acerca la fecha del histórico cambio que al parecer, será mucho más "dinámico".

   Tras 48 años de poder de Fidel Castro, fallecido en 2016, su hermano Raúl dejará la presidencia la próxima semana, después de liderar por una década una cauta apertura económica. Por primera vez en más de medio siglo un Castro no estará al frente del poder en Cuba.

   El jurista cubano Julio César Guanche, en una entrevista con la agencia 'Sputnik' aseguró que "desde hace mucho tiempo existen demandas acumuladas que requieren una salida. Con el liderazgo histórico (las demandas) tenían un tipo de procesamiento, pero ahora tendrán otro diferente".

   "Las elecciones no son muy abiertas, pero es importante participar", señaló un estudiante de Derecho de 19 años junto a la Facultad de Leyes de la Universidad de La Habana, quien esperaba comenzar una clase. "Yo esperaría que cambios, un cambio hacia algo más nuevo. Llevamos más de 50 años en el mismo camino, y si seguimos así, esta isla va a terminar como la Atlántida", informó 'El Nuevo Herald'.

   El cambio de poder en el Gobierno cubano se produce en un momento muy delicado. La economía cubana no pasa por su mejor época, las relaciones con Estados Unidos, que habían comenzado a mejorar, están congeladas, y Cuba necesita desesperadamente atraer inversión extranjera. En momentos que la isla mira hacia un futuro incierto, sus ciudadanos tienen opiniones sobre hacia dónde se dirige el país y el nuevo liderazgo.

   Castro ha dejado muchas cosas por terminar. La reforma electoral, un marco jurídico para las empresas privadas, nuevas leyes que gobiernen las asociaciones y la prensa, y una reforma constitucional que apoye los cambios que se han discutido pero que no se han aprobado. "El proceso se detuvo", indicó el director del proyecto cultural y de investigación Cuba Posible Roberto Veiga, cuando miembros más conservadores del Partido Comunista obtuvieron más poder.

   Ahora, el próximo gobierno tendrá que crear un consenso social. "Lo que está muy claro para mí es que estos nuevos líderes tendrán que cambiar lo que ofrecen a la sociedad y dar más pasos hacia la libertad", añadió Veiga.

   Varios expertos esperan que la presencia de una nueva generación en el poder se espera que otorgue un rol más institucional al Consejo de Estado.

   Según Guanche, "en el transcurso de los años la Asamblea ha impuesto roles al Consejo de Estado y al de ministros que no siempre se han cumplido, como por ejemplo una rendición de cuentas periódica", afirmó.

   En 1976 la Constitución cubana estableció este sistema de rendición de cuentas, que hasta 1983 fue aplazado. Esto trajo problemas como una mayor presencia del Consejo de Estado sobre la Asamblea, órgano que por la ley fundamental debería regir al país.