Ex presidentes iberoamericanos exigen a Ortega "el cese de la represión gubernamental"

Protestas en Managua (Nicaragua)
REUTERS / OSWALDO RIVAS
Publicado 01/06/2018 22:54:28CET

   MADRID, 1 Jun. (EUROPA PRESS) -

   Los ex presidentes iberoamericanos reunidos en la Iniciativa Democrática de España y las Américas (IDEA) han exigido este viernes al mandatario nicaragüense, Daniel Ortega, que "cese la represión gubernamental" de las protestas que reclaman su dimisión.

   "Nuestra solidaridad con las víctimas de la represión por parte del régimen Ortega-Murillo, demandando de nuevo el cese de la represión gubernamental, la libertad de los presos políticos, y el estricto respeto por la vida e integridad personal de quienes ejercen sus libertades de manifestación", han dicho en una declaración conjunta.

   Además, los antiguos dirigentes, entre ellos el español José María Aznar, han advertido de que "la realidad antidemocrática de la que son víctimas los nicaragüenses se sostiene y agrava en el marco de tácticas de apertura y diálogo por parte del régimen".

   Por su parte, el Gobierno de Enrique Peña Nieto en México ha condenado el último estallido de violencia, ocurrido el miércoles en el marco de la marcha de las mujeres que han perdido a sus hijos en el marco de estas protestas, que se saldó con cerca de una veintena de fallecidos.

   México ha instado a las partes a "resolver sus diferencias por medio de la vía pacífica" y específicamente les ha urgido a "retomar el diálogo nacional", actualmente suspendido, para superar la profunda crisis política y social que se vive en ese país hermano".

   Estados Unidos también ha lamentado "la respuesta violenta dada por el Gobierno nicaragüense a las marchas pacíficas del Día de la Madre (...) las golpizas de periodistas y ataques contra la televisión local y estaciones de radio", según ha recogido la agencia de noticias Reuters.

   Asimismo, el Parlamento Europeo ha calificado la situación de una "brutal represión" y ha reclamado una "reforma electoral con vistas a unas elecciones justas, transparentes y creíbles que respeten las normas internacionales".

CRISIS POLÍTICA

   Las protestas comenzaron el pasado 18 de abril por una reforma de la seguridad social que aumentaba las retenciones a trabajadores y empresarios y ponía a cotizar a los jubilados, pero crecieron rápidamente hasta reclamar la "democratización" del país. Ya van más de cien muertos, de acuerdo con la prensa local.

   Los expertos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) visitaron Nicaragua entre el 17 y el 21 de mayo Nicaragua para "observar" la situación y determinaron que se han cometido graves violaciones de los Derechos Humanos por el uso excesivo de la fuerza por parte de la Policía y "grupos paraestatales" contra manifestantes.

   Para sofocar las protestas, Ortega propuso un diálogo nacional que se ha suspendido por segunda vez este jueves hasta que el Gobierno cese la represión, según ha anunciado la Conferencia Episcopal, que ejerce de mediadora. Los manifestantes piden ya su dimisión.