El favorito a suceder a Raúl Castro reivindica la "actualización del modelo económico y social" de Cuba

Miguel Díaz-Canel
ACN / AME / ARELYS MARIA ECHEVARRIA RODRIGUEZ
Publicado 11/03/2018 20:11:48CET

MADRID, 11 Mar. (EUROPA PRESS) -

El considerado favorito para suceder a Raúl Castro, Miguel Díaz-Canel, ha reivindicado la "actualización del modelo económico y social" de Cuba tras depositar su voto en las cruciales elecciones a la Asamblea Nacional de este domingo. La nueva Asamblea Nacional será la que elija al sucesor de Raúl Castro al frente del país, aunque el histórico dirigente cubano se mantendrá al frente del Partido Comunista de Cuba.

El voto "es un apoyo a Fidel, a la generación histórica y a Raúl, en el contexto de la actualización de nuestro modelo económico y social", ha afirmado el primer vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros en declaraciones recogidas por la prensa oficial.

"La continuidad de nuestro proceso se encuentra en la respuesta de la gente que ha ejercido un voto comprometido y con sentido del momento histórico. Estamos defendiendo a la Revolución que sigue siendo atacada en medio de un mundo más complejo. Por lo tanto cuando se ejerce el voto se está efectuando un derecho ciudadano sobre la base del concepto del deber, un deber y un compromiso con la patria", ha argumentado.

Díaz-Canel ha asegurado que "el gobierno que se está eligiendo hoy se debe al pueblo". "Quienes van a ser elegidos deben estar claros que deben escuchar a la población", ha apostillado.

"No importa que nos amenacen, estamos firmes (...). Triunfan los que perseveran y mantienen sus principios en alto", ha asegurado tras votar en el colegio número 1 de la circunscripción 44, en la ciudad de Santa Clara.

FILTRO DE CANDIDATOS
Los candidatos a la Asamblea Nacional han sido previamente filtrados gracias a un sistema electoral estructurado por escalones en el que para subir al siguiente peldaño es necesario pasar la criba de las llamadas comisiones de candidaturas, que existen en todos los niveles --municipal, provincial y nacional-- y están controladas por organizaciones sociales de tinte oficialista.

La nueva Asamblea Nacional no tiene libertad de acción, según explicó a Europa Press en una entrevista Rafael Rojas, historiador, investigador y profesor cubano residente en México. El Parlamento en Cuba "no es un órgano activo, ni en la deliberación ni en el proceso legislativo", sino "una caja de resonancia" del Gobierno que sirve para "legitimar" a la cúpula dirigente, sostuvo.

Los flamantes diputados tomarán posesión de sus escaños el próximo 19 de abril. Esta fecha, la de la constitución de la Asamblea Nacional, está considerada la del relevo formal de Raúl Castro como presidente del Consejo de Estado y del Consejo de Ministros porque la primera tarea de los nuevos parlamentarios será ungir al heredero político de los Castro.

Será la primera vez desde el triunfo de la Revolución, en 1959, que un Castro no esté a los mandos del país. Fidel y Raúl lo han sido todo para Cuba y por ello pocos se atreven a aventurar qué rumbo adoptará la nación caribeña en manos de las 'nuevas' generaciones, aunque pase lo que pase, Raúl Castro seguirá vigilando desde el cargo de secretario general del Partido Comunista de Cuba.

Más de ocho millones de cubanos están convocados este domingo a las urnas para elegir a los 605 diputados al Parlamento y los 1.265 delegados a las 15 asambleas provinciales.