¿En qué se fundamenta el paro armado de tres días que anunció el ELN en Colombia?

Contador
ELN
REUTERS
Actualizado 08/02/2018 8:36:57 CET

   BOGOTÁ, 7 Feb. (Notimérica)-

   El Ejército de Liberación Nacional (ELN) ha anunciado este miércoles un "paro armado" de tres días que comenzará el próximo sábado en respuesta a la decisión del presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, de suspender el diálogo de paz con la guerrilla por los continuos atentados perpetrados por estos.

   El paro armado es una acción armada generalizada que se aplica en una zona designada. Normalmente, se acompaña con prohibiciones a la población para que se desplace en medios de transporte y afecta tanto a militares como a civiles.

   Esta táctica fue usada en su momento por las extinta guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias en Colombia (FARC) y el ELN en Colombia y fue utilizada en Perú por el grupo Sendero Luminoso.

   Los diálogos entre el Gobierno colombiano y la guerrilla pasan por su peor momento. Santos ha advertido al ELN que mientras no se vean gestos de buena voluntad, los negociadores designados por el Ejecutivo permanecerán en el país. El grupo armado, por su parte, dice que bajo amenazas los diálogos no avanzarán.

   Ahora, en medio de la tensión política y social entre ambos "a partir de las 6.00 (hora local) del 10 de febrero hasta las 6.00 del 13 del mismo mes, hemos orientado la realización de un paro armado en el territorio nacional", ha dicho el grupo armado en un comunicado difundido a través de una de sus cuentas en Twitter.

   De acuerdo con el comunicado, divulgado por comandante Uriel, quien en Twitter se identifica como la "Voz editorial del Frente de Guerra Occidental Omar Gómez -ELN", el paro armado se adelanta por la "continuidad del Terrorismo de Estado y el incremento de la persecución a los dirigentes populares y la judicialización de la protesta social; como también la negativa del gobierno para darle continuidad al Quinto Ciclo de conversaciones en Quito".

   A través de este comunicado, el ELN ha pedido a pasajeros y transportadores abstenerse de viajar para "evitarse inconvenientes". Por su parte el senador colombiano, Iván Cepeda, autorizado por el Gobierno y la guerrilla para garantizar las garantías de los diálogos, ha rechazado el anuncio hecho por el grupo armado.

   A partir de este miércoles, varias zonas de Colombia como Arauca, Antioquia, Chocó, Cauca o Nariño deberán permanecer especialmente en alerta ya que son regiones en las cuales el ELN ha realizado sus últimos ataques armados.