El gobierno argentino "respalda plenamente" a su director de inteligencia, acusado de corrupción

Marcos peña
WIKIPEDIA - Archivo
Publicado 02/03/2018 18:00:24CET

   BUENOS AIRES, 2 Mar. (Notimérica) -

   EL Gobierno argentino ha salido este viernes en defensa del director de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Gustavo Arribas, que este jueves ha sido acusado por la Policía Federal de Brasil de haber cobrado 850.000 dólares en sobornos dentro de una trama de corrupción ligada al caso 'Lava Jato'.

   "Respaldamos plenamente a Gustavo Arribas en su tarea y en su trabajo en la AFI", ha asegurado el jefe de Gabinete, Marcos Peña, en conferencia de prensa en el Centro Cultural Kirchner, según informa 'Perfil'.

   "Por lo que hemos visto hasta ahora no hay nada nuevo. Hemos pedido a la investigación un poco más de detalle. Por lo que nos dijeron, el gobierno de Brasil no estaba al tanto de esta situación y es un policía de Saõ Paulo, no la institución de la policía, el que hace esta mención", ha señalado, según 'Clarín'.

   Se ha referido así al comisario de la Policía Federal en Saõ Paulo, Milton Fornazari, que ha participado en la "Operación Descarte", la cual investiga la red de sobornos donde se involucra a Arribas.

   Preguntado sobre posturas que el Ejecutivo ha tomado en casos similares de funcionarios enfrentados a la justicia, Peña ha indicado que "hoy por hoy no hay una denuncia en contra de Arribas" y que Valentín Díaz Gillighan, exsubsecretario general de Presidencia imputado este lunes por lavado de dinero, "se apartó porque consideró que era mejor ejercer su defensa fuera del Gobierno".

   Además, ha añadido que el caso de Arribas se basa en la denuncia del empresario arrepentido por la trama 'Lava Jato', Fernando Meirelles, que, según afirma, "ya ha sido demandado por Arribas por mentiroso".

   Este jueves el delegado de la Policía brasileña, Víctor Hugo Rodrigues Alves Ferreira, ha señalado que la empresa encargada de la recolección de residuos en Saõ Paulo, "Consorcio Somo", enviaba dinero a empresas pantalla mediante notas fiscales falsas y que "una única remesa de valores" llegó a una cuenta vinculada al director de la inteligencia argentina.