Un grupo de eurodiputados viaja a Colombia y Brasil para evaluar la situación de los migrantes venezolanos

Migrantes venezolanos sin hogar en Cúcuta (Colombia) el 24 de enero de 2018
Reuters - Archivo
Publicado 22/06/2018 13:05:58CET

   BRUSELAS, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

   Dos delegaciones de la Eurocámara se desplazarán del 25 al 29 de junio a las fronteras venezolanas con Colombia y con Brasil para evaluar sobre el terreno la situación humanitaria de los migrantes venezolanos y sus comunidades de acogida.

   Cinco eurodiputados, liderados por Agustín Díaz de Mera, del Partido Popular, viajarán a la ciudad fronteriza de Cúcula, en Colombia, mientras que lel segundo grupo lo formarán dos eurodiputados, bajo el mando del portugués Francisco Assis, del grupo socialista, que irán a la localidad brasileña de Boa Vista y después a la capital, Brasilia.

   Las dos delegaciones visitarán los puestos fronterizos y se reunirán con autoridades nacionales, regionales y locales y con organizaciones internacionales y ONG implicadas en la gestión del flujo migratorio procedente de Venezuela.

   "El Parlamento Europeo siempre ha mostrado su solidaridad con los refugiados y desplazados venezolanos y su aprecio por la actitud humanitaria de Colombia. La tragedia es consecuencia de una política fratricida contra el noble pueblo venezolano", ha declarado Díaz de Mera.

   Al eurodiputado español le acompañarán Verónica López Fontagen e Ignacio Faria, también del PP, Beatriz Becerra, del grupo ALDE, e Ignacio Corrao, del grupo euroescéptico Europa por la Libertad y la Democracia Directa. Con el jefe de la delegación brasileña irá Javier Nart, de ALDE.

   Desde 2005, más de dos millones de personas han abandonado Venezuela y, según ACNUR, más del 60% se encuentran en situación irregular. Colombia acoge a la mayor parte de los migrantes, con más de 800.000 personas, mientras que en Brasil hay alrededor de 50.000 venezolanos.

   Este lunes también, se espera que los ministros de Exteriores de la UE aprueben las sanciones contra los responsables de las pasadas elecciones de Venezuela, celebradas el 20 de mayo, y que la UE considera que no cumplieron con las normas mínimas del Derecho internacional.

   Según acordaron en el Consejo del 28 de mayo, las sanciones serán individuales y no afectarán a la población civil del país, si no que se dirigirán a personas concretas directamente implicadas en la organización del proceso electoral.