El TSE de Honduras retrasa el escrutinio "especial" después de que la oposición no mandara representantes

El presidente del Tribunal Supremo Electoral de Honduras, David Matamoros
TSE HONDURAS
Actualizado 02/12/2017 9:03:27 CET

MADRID, 2 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE) de Honduras, David Matamoros, ha informado este viernes de que el "conteo especial" de 1.031 mesas electorales no contabilizadas de las elecciones presidenciales se ha retrasado debido a la demora en el nombramiento de los representantes de la Alianza de Oposición, según ha informado el diario local 'La Prensa'.

El "conteo especial" de esas mesas electorales con irregularidades --que contienen el 5,69 por ciento de los votos aún no computados-- iba a comenzar a las 14.00 horas (hora local) con la presencia de representantes de todos los partidos, incluidos los de los dos candidatos más votados, el opositor Salvador Nasralla y el actual presidente y candidato a la reelección, Juan Orlando Hernández.

Sin embargo, los delegados por parte del partido Alianza de Oposición no se han presentado. Matamoros ha señalado que "les reiteramos el deseo de que vengan, los seguiremos esperando".

Los resultados actuales, con el 94,31 por ciento de los votos escrutados, sitúan al presidente del país como el candidato más votado, con 1.332.833 sufragios, lo que supone el 42,92 por ciento del total de papeletas, frente al 41,42 por ciento de los apoyos que consigue Nasralla, que se queda a una distancia de 46.586 votos.

El candidato opositor ha hecho público este viernes un comunicado en el que plantea una serie de exigencias el TSE para apoyar el recuento especial y todo el proceso de contabilización de las actas electorales de los comicios del domingo.

Además, Nasralla ha denunciado que Orlando Hernández ha abandonado territorio hondureño y que el Gobierno está preparando un "estado de excepción" para imponer un "toque de queda" que impida que los ciudadanos se manifiesten en contra de los resultados de los comicios.

El candidato opositor ha señalado que en Honduras "se está fraguando un fraude" electoral en su contra y ha proclamado su victoria en las elecciones presidenciales del 26 de noviembre. También ha asegurado que el sistema electoral hondureño está "totalmente contaminado" después de "los movimientos" que hicieron durante los últimos cinco días los miembros del Tribunal Electoral Supremo.

Por su parte, el presidente del país y candidato a la reelección ha hecho un llamamiento a la calma a sus seguidores y les ha emplazado a no caer en la "provocación" y a demostrar a sus adversarios políticos el respeto a los parámetros democráticos.