HRW denuncia el "descabellado procesamiento" de Fernández de Kirchner y Timerman por el caso AMIA

Héctor Timerman y Cristina Fernández de Kirchner
REUTERS
Publicado 20/12/2017 12:44:51CET

   MADRID, 20 Dic. (EUROPA PRESS/Notimérica) -

   Human Rights Watch (HRW) ha denunciado el "descabellado procesamiento" judicial de la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner, el exministro de Exteriores Héctor Timerman y otros ex altos cargos por un delito de "traición a la patria" en la investigación del caso AMIA, al tiempo que ha asegurado que los cargos presentados en su contra no se sostienen.

   "El procesamiento dictado el 6 de diciembre de 2017 por el juez Claudio Bonadio contra la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner, su canciller Héctor Timerman y otras 10 personas por 'traición a la patria' y 'encubrimiento' no se funda en argumentos serios que permitan sustentar los cargos", ha subrayado la ONG.

   En un comunicado, el director para las Américas de HRW, José Miguel Vivanco, ha dejado claro que los familiares de las víctimas del atentado terrorista en la AMIA, que acabó con la vida de 85 personas en julio de 1994, "merecen que los responsables" del ataque sean juzgados y "castigados" pero ha subrayado que el procesamiento de la expresidenta, el exministro y el resto de ex altos cargos es "descabellado" y "socava aún más la credibilidad del poder judicial argentino" en relación con las investigaciones del ataque.

   "Los argumentos expuestos en el procesamiento no justifican la prisión preventiva de los imputados. Según el derecho internacional de los derechos humanos, la prisión preventiva sólo debería imponerse como último recurso, cuando otros medios resulten insuficientes para garantizar que una persona comparezca en un juicio, o para proteger la seguridad pública o la integridad de una investigación en curso", ha afirmado la ONG. "La gravedad de un supuesto delito no constituye, por sí misma, un motivo legítimo para imponer la prisión preventiva", ha añadido.

   HRW ha subrayado que, "dada la ausencia de motivos suficientes e individualizados para encarcelar a los imputados mientras se lleva adelante el proceso", "la justicia debería revertir de inmediato esta decisión". En este sentido, la organización de defensa de los Derechos Humanos ha recalcado que los argumentos de fondo del procesamiento "parecen sumamente endebles", tras haber analizado las 491 páginas de la decisión judicial, además de otros documentos.

   "El juez proporcionó escasas pruebas que respalden el señalamiento de que el acuerdo podría haber provocado el levantamiento de las alertas rojas de Interpol. Ronald Noble, secretario general de Interpol entre 2000 y 2014, manifestó repetidas veces que eso no era posible. (el juez) Bonadio todavía no ha llamado a Noble a declarar", ha señalado.

   "Incluso si el acuerdo con Irán brindó escasas posibilidades de justicia para las víctimas del atentado contra la AMIA, procesar por 'traición a la patria' a funcionarios responsables de la negociación de un acuerdo diplomático internacional parece una medida disparatada e irracional", ha asegurado Vivanco.

   Tras recordar que el acuerdo con Irán "nunca entró completamente en vigor" porque declarado inconstitucional por la justicia argentina, HRW ha denunciado que 23 años después del atentado a la AMIA "nadie ha sido condenado por el delito".

   "Cualquier funcionario que haya participado en hechos de corrupción debe ser debidamente procesado y sancionado, pero el procesamiento inverosímil de Bonadío no contribuye en nada a promover la justicia en Argentina", ha concluido Vivanco.