El Instituto Cubano para la Libertad de Expresión y Prensa denuncia un aumento de la represión por parte del Gobierno

Contador
Actualizado 08/02/2018 8:37:29 CET

MADRID, 8 Feb. (EUROPA PRESS)-

El Instituto Cubano para la Libertad de Expresión y Prensa (ICLEP) ha denunciado este miércoles un aumento de las amenazas y la represión por parte del Gobierno contra sus directivos, según ha señalado en un comunicado.

La organización ha alertado de que la directora de 'Cocodrilo Callejero', Martha Liset Sáchez Solís, ha recibido amenazas sobre un inminente ingreso en prisión por haber incurrido presuntamente en un delito de propaganda y subversión tras ser citada este miércoles a las 1.30 del mediodía (hora local) ante la Policía Política en Colón, Matanzas.

"De forma arrogante me amenazaron con llevarme presa bajo el supuesto delito de distribución de propaganda subversiva si continúo distribuyendo el periódico 'Cocodrilo Callejero' en el bulevar del municipio Colón, de la provincia Matanzas", ha explicado la periodista que ha identificado a uno de los agentes como un alto cargo de la Policía Política, el capitán Orlando Figueroa.

Asimismo, ha señalado que durante el interrogatorio le hicieron más preguntas sobre su marido, Alberto Corzo Corzo, también periodista, que sobre su labor. Corzo se encuentra al frente de la administración, la gestión y la evaluación del ICLEP.

"Me preguntaron sobre las relaciones que estableció mi esposo mientras participó en el Primer Fórum de Periodismo Ciudadano que celebró el ICLEP en octubre pasado en Miami. Me dijeron que con Corzo ya no hablarán más. Que su tiempo se terminó, que es un mercenario. Me aseguraron que pondrán a mi esposo en la cárcel", ha aseverado Sánchez.

Según ha indicado, al salir de las dependencias policiales la periodista vio cómo un grupo de agentes se llevaba a su marido, que se encontraba en las inmediaciones de la comisaría.

Figueroa, por su parte, ha señalado que "el ICLEP parece un proyecto inofensivo pero no lo es dado que crea un estado de confusión entre la población al publicar noticias falsas". "El un proyecto desestabilizador que se encuentra financiado por la Nacional Endowment for Democracy (NED) y es uno de los proyectos que más atenta contra la revolución cubana", ha afirmado.

El director general del ICLEP, Normando Hernández, ha aseverado que "la represión que sufren los directivos y periodistas del ICLEP está motivada por el alto impacto social que tiene el proyecto 'Luz Cubana' en las comunidades en las que el ICLEP trabaja".

"Damos voz a quienes se las quita el régimen y obligamos desde nuestras páginas a los representantes cubanos a dar soluciones a muchos de los problemas que sufre la población de la isla y que no se resuelven por desidia gubernamental", ha añadido.

La organización ha instado a los gobiernos y organismos a nivel regional e internacional a exigir a las autoridades de Cuba que pongan fin a la represión que sufren los periodistas independientes en la isla.