Iván Duque asegura que no quiere "destruir" los acuerdos de paz

Iván Duque
REUTERS / ANDRES STAPFF
Actualizado 12/07/2018 13:22:05 CET

   BOGOTÁ, 11 Jul. (Notimérica) 

   El presidente electo de Colombia, Iván Duque, tiene claros qué aspectos de los acuerdos de paz con las extintas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) quiere corregir, insiste en diferenciarse de Álvaro Uribe, se muestra duro contra la corrupción y aboga por una economía que reduzca el gasto público.

   En una entrevista con el diario español 'El País', Duque ha indicado que no quiere "destruir" los acuerdos, sino "corregir aquellas cosas que están saliendo mal y que generan efectos negativos".

   Propone entonces las siguientes reformas: que el narcotráfico no sea un delito amnistiable, que la erradicación y sustitución de cultivos de coca sea algo obligatorio, que las armas y el dinero escondido por la exguerrilla sean sancionados y que, si un miembro del partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (Farc-ep) en el Congreso es condenado por crímenes de lesa humanidad, sea reemplazado por otro.

ÁLVARO URIBE

   Respecto a sus vínculos con el expresidente Álvaro Uribe, sostiene que son "dos personas distintas", con "diferencias de estilo, diferencias de comunicación, diferencias políticas" y "diferencias al aproximar ciertas discusiones".

CORRUPCIÓN

   En cuanto a sus medidas contra la corrupción en el país, defiende un endurecimiento de las penas y acabar con lo que él llama "prerrogativas", como la reducción de penas o la prisión domiciliaria.

   Añade que, en caso de haber un caso de corrupción dentro de su Gabinete él será "el primero en reclamárselo", "porque yo no estoy buscando formar un Gobierno ni de amigotes, ni de socios, ni de personas que vengan al Estado a buscar provecho personal".

NEGOCIACIONES CON EL ELN

   En cuanto a las negociaciones del Gobierno con el Ejército de Liberación Nacional (ELN) en La Habana, sostiene que al grupo armado "le gusta hablar de paz y seguridad cometiendo actos de violencia". Por ello, defiende la reducción sustancial de penas "pensando en la transicionalidad", pero a condición de que la guerrilla tenga "una voluntad de paz, de desmovilización, desarme y reinserción".

ECONOMÍA CONTRA LA DESIGUALDAD

   Preguntado por sus planes para reducir la desigualdad en Colombia, propone la creación de más micro, pequeñas y grandes empresas y que el Estado reduzca su tamaño y sus gastos para lograr un mayor ahorro. Esto, asegura, se traducirá en una bajada de las tarifas, lo que provocará más inversiones y beneficios salariales.

   Por último, a la hora de hablar sobre las dificultades a las que se enfrentará su gestión, pone la vista en el legislativo y sostiene que eso se paliará con un respaldo ciudadano que deberá granjearse día a día.

   "Tendremos que ganarnos todos los días la mayoría en la calle, la mayoría en el respaldo ciudadano para que eso también se transfiera al Congreso y que eso os mantenga vivo el capital político para las agendas de reformas", mantiene.