Iván Duque, ¿el títere de Álvaro Uribe en el Gobierno de Colombia?

FILE PHOTO: Colombian former president Alvaro Uribe (R) and right-wing president
REUTERS / NACHO DOCE
  
Actualizado 18/06/2018 13:07:17 CET

   BOGOTÁ, 18 Jun. (Notimérica) -

   Como si de una sombra se tratase, el corto recorrido político del recién elegido presidente de Colombia, Iván Duque, ha estado marcado por la presencia de una de las figuras políticas más importantes de las últimas décadas en Colombia: la de Álvaro Uribe.

   El expresidente y actual líder del Centro Democrático, quien se mantuvo en el poder entre 2002 y 2010, volvía a la palestra pública con intenciones de posicionarse nuevamente en el poder, en esta ocasión como senador de la República. Y lo consiguió, de hecho, en las últimas elecciones legislativas Uribe obtuvo el mayor número de votos y se convirtió en el senador con mayor respaldo público.

   Este hecho ya constituía una señal de lo que podía suceder de cara a las elecciones presidenciales, las cuales tenían a la cabeza a su 'elegido', un joven abogado formado laboralmente en Estados Unidos que retornó al país sudamericano para dedicarse a la formación uribista y que, finalmente, se ha convertido en presidente.

   La trayectoria de Duque es así una de las cuestiones que hacen sospechar a los más críticos la verdadera cabeza que gobernará desde la Casa de Nariño. ¿Será Duque el títere del uribismo? ¿Conseguirá Duque gobernar con independencia de los deseos de su mentor, Álvaro Uribe? Por el momento, uno de los temas más controvertidos para el expresidente parece que juega más a su favor: los Acuerdos de Paz.

reuters

   Desde la victoria de Juan Manuel Santos, Uribe ha representado su más férrea oposición, en especial en lo referente a la firma de los Acuerdos de La Habana con las ya extintas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). Durante su gobierno, la lucha de Uribe por acabar con la actividad de la guerrilla representó más de una controversia, sin embargo representa una opinión con gran respaldo en el país.

   De hecho, su campaña para el voto en contra del referéndum que, en un primer momento, daría luz verde a los acuerdos con las FARC obtuvo la victoria. Posteriormente, una vez aprobados, Uribe ha continuado con las críticas a las mismas, y con la victoria de Duque se ha asegurado una serie de "correcciones" a los mismos, tal y como aseguraba el mismo presidente electo en su primer discurso tras conocer los resultados.

   Uribe, de 65 años, el único presidente de Colombia elegido sin necesidad de segunda vuelta y el mismo que reformó la Constitución para poder presentarse a la reelección --algo que no consiguió y por lo que catapultó a su ministro de Defensa, Juan Manuel Santos, a la Presidencia--, ha vuelto a conseguir poner al país, particularmente a los sectores más conservadores y religiosos, de su parte.

reuters

   "Iván Duque no tiene votos. Son del presidente Álvaro Uribe, que es el político más fuerte de los últimos 15 o 20 años", indica a 'BBC Mundo' un miembro de la plataforma de análisis político Palabras Mass, Christian Torres. "Los votos del uribismo le permiten al expresidente tomar los hilos y preeminencia en la toma de decisiones", afirma.

   Líder absoluto del partido de la Presidencia, el rumor sobre la verdadera mano que gobernará Colombia sea la del exmandatario, quien tendrá a Duque de perfecto títere. Uno de los presidente más jóvenes del país, con recién cumplidos 42 años, Duque representa la "regeneración política" de la nación sudamericana.

   Entre tanto, y a sabiendas de lo que se dice, Iván Duque se ha defendido indicando que no es "títere de nadie", al tiempo que el mismo Uribe ha afirmado que no es "un titiritero". Pero, medio país teme el gobierno a la sombra de Uribe.