Un juez critica al Gobierno de Trump por no acelerar la reunificación

Integrantes de una caravana de inmigrantes en instalaciones fronterizas con EEUU
REUTERS - Archivo
Actualizado 16/07/2018 8:54:20 CET

MADRID, 15 Jul. (Reuters/EP) -

Dana Sabraw, un juez estadounidense del distrito de California del Sur, ha respondido este sábado a las declaraciones hechas por la Administración del presidente norteamericano, Donald Trump, acerca de que acelerar la reunificación de las familias de inmigrantes separadas en la frontera con México ponía a los niños en peligro, afirmando que el Ejecutivo o no había entendido su sentencia o está "desafiándola".

El pasado mes de junio, en un caso presentado por la Unión Americana de Libertades Civiles, el juez Sabraw ordenó al Gobierno reunir a los cerca de 2.500 niños y padres separados en el marco de las políticas de "tolerancia cero" promovidas por la Casa Blanca en un intento de combatir la inmigración ilegal en la frontera sur del país.

De acuerdo con la normativa, las familias que eran retenidas por crzar ilegalmente la frontera con México eran separados, dejando a miles de menores bajo el cuidado del Gobierno estadounidense y sin poder reunirse con sus padres o familiares.

Trump decidió dar un paso atrás y abandonar la práctica el 20 de junio, como consecuencia de de las fuertes críticas recibidas por parte de la opinión pública. Ahora, después de prometer que reuniría a todos los menores separados con sus familias, el Ejecutivo estadounidense está teniendo grandes dificultades para cumplir con lo dictaminado por el juez Sabraw, que dio plazo hasta el 26 de julio.

Sabraw ordenó que el Gobierno eliminara los trámites excesivos para garantizar la reunificación, como los exámenes de antecedentes penales que están haciendo pasar a todos los adultos que reclaman reunirse con los menores.

Este viernes, Chris Meekins, funcionario del Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos, encargado de ubicar a los niños detenidos, describió en un documento enviado al tribunal la manera en que la agencia intentaba cumplir con los nuevos protocolos que buscan acelerar los casos de reunificación.

Según indicó en la misiva, el nuevo reglamento emitido por el magistrado ponía "en riesgo" a menores porque "podríamos terminar enviándolos con padres cuya identidad no ha sido verificada o dejarlos en ambientes donde podrían sufrir abusos".

En una orden para responder al documento emitida este viernes por la noche, Sabraw ha acusado a funcionarios del Gobierno de "querer buscar un fachada (...) para su conducta en la práctica de la separación de familias" y ha criticado su "falta de previsión y de infraestructura necesaria para remediar el caos provocado por esa práctica".

"La reunificación de los familiares puede, y podrá llevarse a cabo de forma segura y a tiempo antes del plazo impuesto por esta corte", ha asegurado Sabraw, destacando que el nuevo protocolo se rige bajo las normas actuales de la agencia de inmigración estadounidense.

"No hay razones para que este objetivo no pueda cumplirse en vista de los vastos recursos de los que dispone el Gobierno federal", ha indicado. Durante una audiencia celebrada este viernes, el magistrado también ordenó al Gobierno pagar los costos de la reunificación, en lugar de cobrárselos a los padres.