Kuczynski niega cualquier intento de soborno para evitar su vacancia y que el indulto a Fujimori fuese negociado

Pedro Pablo Kuczynski
REUTERS / GUADALUPE PARDO - Archivo
Publicado 13/04/2018 10:23:57CET

   LIMA, 13 Abr. (Notimérica) -

   El expresidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, niega que su ejecutivo intentase comprar votos para evitar su vacancia el pasado 21 de marzo y que el indulto a Alberto Fujimori fuera fruto de una negociación. Sostiene, en cambio, que renunció al puesto para lograr un orden constitucional.

   En una entrevista con 'CNN en Español', Kuczynski tacha de "una mentira total y absoluta" los vídeos difundidos el 20 marzo que muestran un presunto intento por parte de congresistas de Fuerza Popular por sobornar al parlamentario de ese mismo partido, Moisés Mamani, para que votara en contra de su vacancia. "No se les ha ofrecido ni un solo puesto ni un solo dólar, nada", asegura.

   Ha contado que "un poquito antes" de dimitir se reunió con Mamani, pero para hablar sobre la necesidad de descontaminar el lago Titicaca, que se encuentra en la región de Puno, que representa el diputado. "(Mamani) vino a hablarme de Puno, a decirme que, en fin, que él podía quizás no votar por la vacancia. Le dije 'oye mira, aquí no vamos a hablar de eso, no estoy aquí para pedirle su voto, estoy aquí para hablarle de Puno", relata.

   Preguntado por las razones de su dimisión, alega que se debió a la insistencia del Congreso por revocarle. Sostiene que su procedimiento judicial fue "un abuso", que "la primera vacancia era inconstitucional" y que "ahora en el Perú cualquier presidente puede ser vacado en cualquier momento". "¿Iba a ir para que me masacraran al día siguiente?", expresa.

ODEBRECHT

   Sobre las presuntas donaciones que la constructora brasileña Odebrecht habría aportado para su campaña electoral, el expresidente señala que no hay una acusación, sino solo una investigación, y mantiene que explicará a la Fiscalía lo que ha pasado con un "exsocio que hizo sus propias asesorías". "Siendo ministro nunca he dado ningún consejo a ningún empresario", asegura, para luego añadir que ha seguido las reglas y que "lo que hay es mala leche de alguna gente que me quería bajar".

   En cuanto al indulto al expresidente Alberto Fujimori, Kuczynski reconoce que fue "controversial", pero que lo anunció meses antes.

   "Se lo dije a Almagro, lo he dicho por calles y plazas porque yo veía los informes médicos y decía 'este señor tiene riesgo de derrame cerebral, cáncer, y se va a morir en la cárcel como Augusto B. Leguía, quien murió con 40 kilos", cuenta. Mantiene que "si Keiko (Fujimori) hubiera sido entusiasta de que su padre estuviera mejor, habría aprobado la ley que le permitía la detención domiciliaria (a Alberto Fujimori)".

   "Yo no estoy resentido, yo aguanto. Voy a cumplir 80 años y veo el futuro con optimismo, a pesar de lo que me ha pasado. Hemos cometido errores, sin duda, pero no han sido errores penales o errores de corrupción, sino de 'timing' político", asegura.