Latinoamérica, una región preocupada por el cambio climático acude a la COP 21

Publicado 28/11/2015 8:59:35CET

   MADRID, 28 Nov. (Notimérica) -

   El próximo lunes 30 de noviembre se celebrará la vigésimo primera Conferencia de las Partes (COP21), una cumbre sobre el cambio climático que se llevará a cabo en París hasta el día 11 de diciembre y que busca alcanzar un consenso en relación a la reducción de las emisiones de CO2.

   América Latina es una de las regiones más preocupadas por el calentamiento global y por los estragos que este pueda causar en un futuro cercano. Según un estudio reciente del Pew Research Center (PRC), un elevado porcentaje de los ciudadanos latinoamericanos, alrededor del 78%, afirmó que sería muy conveniente que los diferentes países llegaran a un acuerdo efectivo en la COP21.

   Países como Brasil, Chile, Argentina, Perú o Venezuela, con índices de emisiones inferiores al 6,5 tienen una conciencia mayor sobre el cambio climático que Estados Unidos, donde las emisiones alcanzan un 17,2.

MENORES EMISIONES DE CO2

   Con el objetivo de limitar el aumento de la temperatura a 2ºC y lograr financiación para que los países en vías de desarrollo puedan combatir esta lacra, representantes de los 195 estados del mundo se darán cita en la capital gala, en uno de los mayores eventos diplomáticos que se ha producido hasta el momento.

   Numerosos países latinoamericanos, como Ecuador o Chile, presentarán sus propuestas en un nuevo sistema de negociación que pretende que todas las naciones se impliquen con medidas específicas.

   América Latina es una de las regiones con menor porcentaje de emisiones de Gases de Efecto Invernadero(GEI). El subcontinente produce cerca del 7% de las emisiones a nivel global, una cifra muy reducida teniendo en cuenta el tamaño del subcontinente.

   Sin embargo, siempre han mantenido un papel activo en las negociaciones para buscar una solución al problema y también han llevado a cabo foros y reuniones paralelas. Sin ir más lejos, durante el pasado septiembre, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) organizó el Foro Latinoamericano y del Caribe del Carbono con vistas a la COP21.

BRASIL Y MÉXICO LIDERAN ACUERDOS

   Brasil y México son dos de las naciones latinoamericanas con una postura clara de cara a la Cumbre de París y también, los dos países de la región que producen más de la mitad de las emisiones de CO2.

   En el caso del gigante latinoamericano, en el año 2006, el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva ya emprendió algunas acciones con el objetivo de incrementar el uso de energías 'agrocombustibles'.

   Según los datos proporcionados por el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Investigación brasileño, en 2012 se habrían reducido en un 41% las emisiones de CO2 frente al 2005, en parte por la reducción de la deforestación en la Amazonía. Aunque, según han señalado organizaciones medioambientales, todavía le queda trabajo a Brasil.

   Por su parte, México ha abogado durante los últimos años por la creación de unos fondos que permitan a los países en vías de desarrollo adaptar las diferentes medidas para combatir el calentamiento global.

   Esto llevó a la creación del Fondo Verde por el Clima (FVC), que habría recaudado cerca de 10.000 millones de dólares, desde el año 2010, sin embargo, un informe del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) estima que el dinero necesario para la implantación de políticas debería ser mucho mayor.

   A la intervención individual de los países latinoamericanos hay que añadir la participación e influencia de organizaciones como la Asociación Independiente de América Latina y el Caribe(AILAC) o la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA).

   El gran número de actores que participan en las decisiones climáticas de Latinoamérica, con sus diferentes intereses y objetivos, han provocado que la región, que está logrando importantes metas en este sentido, no logre un papel protagonista en las diferentes cumbres sobre el medioambiente a nivel mundial.