Lenín Moreno desmantela el 'Correísmo' en su primer año como presidente de Ecuador

Ecuador's  President Lenin Moreno next to his wife Rocio Gonzalez attends an eve
REUTERS / MARIANA BAZO
  
Actualizado 24/05/2018 14:08:21 CET

   MADRID, 24 May. (Notimérica) -

   El 24 de mayo de 2017, después de un década en el poder, Rafael Correa entregó la banda presidencial al candidato de su entonces partido Alianza PAIS, Lenín Moreno, quien tras ganar las elecciones con una ajustada ventaja se convirtió en el 47 mandatario de la República de Ecuador.

   Nadie esperaba, sin embargo, que tan solo 365 días después de aquello ninguno de los emblemas correístas del Ejecutivo se mantuviera, y que el exmandatario Rafael Correa ya no forme parte del partido que él mismo fundó. Con el paso de los meses, el gabinete presidencial con el que Lenín Moreno comenzó a gobernar el país ha cambiado notablemente.

   De los 35 ministros con los que Moreno inició su mandato, un año después únicamente 14 continúan ejerciendo dicha labor. El primero de ellos fue el vicepresidente y mano derecha de Correa, Jorge Glas: el día 2 de agosto de 2017 el juez Miguel Jurado ordenó prisión preventiva para Glas al ser acusado de asociación ilícita por el caso Odebrecht, por el que finalmente dejó el cargo al ser condenado a seis años de cárcel.

   Lo que podría considerarse el anuncio y aviso de la salida del Glas del Gobierno de Ecuador lo dio el mismo Lenín Moreno, quien tan solo unos días después de asumir el cargo --el día 2 de junio-- indicó a través de su cuenta oficial de Twitter en referencia al caso Odebrecht: "Todos los involucrados en el caso deben responder a la justicia". 

REUTERS

   Poco después, el presidente del Parlamento, José Serrano (ministro de Interior con Correa), fue destituido, así como el fiscal general, Carlos Baca Mancheno (exasesor presidencial del expresidente). La sucesiva salida de personalidades correístas continuó con el ministro de Interior, César Navas, y con el de Defensa, Patricio Zambrano, quienes renunciaron tras el secuestro y asesinato de los tres periodistas de 'El Comercio' por disidentes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

   En diciembre, el Secretario General de la Presidencia, Eduardo Mangas, renunció al cargo por la divulgación de un presunto audio en el que revelaba información confidencial. Por último, la canciller María Fernanda Espinosa, exministra de Patrimonio y de Defensa de Correa, ha decidido esta semana centrarse en su candidatura a la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (ONU), puesto que le impediría regresar al Gobierno de Moreno de ser elegida.

   Pero esta lucha contra el 'correísmo' no se ha enfocado únicamente en su equipo de Gobierno, Lenín Moreno ha querido dar un giro de 180 grados en las políticas del Ejecutivo, impulsando la dinamización del sector de la construcción, la inversión y el ingreso de divisas, una mayor austeridad del gasto público y la optimización del uso de recursos del Estado, recoge 'Andina'. De la misma manera, ha dejado constancia del desacuerdo que siente frente al hecho de que Julian Assange continúe encubierto en la Embajada de Ecuador en Londres.

   Asimismo, la convocatoria del Referéndum y Consulta Popular del 4 de febrero de 2018, con siete preguntas que fueron aprobadas por los votantes, dejó constancia de las intenciones de dejar de lado la antigua política de Correa. Las preguntas dispuestas contemplaron la eliminación de la reelección indefinida; el establecimiento de la muerte civil de los funcionarios públicos culpables de corrupción y la creación de un consejo de participación ciudadana y de control social transitorio elegidos por votación popular, entre otras cosas.

REUTERS

   Este mismo mes, y cumpliendo una de sus promesas de campaña, el Gobierno Nacional ha presentado a la Asamblea Nacional el Proyecto de Reformas a la Ley Orgánica de Comunicación (LOC), el cual plantea la eliminación de la Superintendencia de Comunicación (Supercom) y propone la venta de los medios de comunicación incautados durante el Gobierno de Correa en defensa de la libertad de expresión y los derechos ciudadanos. Además, limita la función de los medios públicos ciudadanos y los medios públicos institucionales.

   La guerra abierta entre Correa y Moreno llevó a que finalmente el expresidente decidiera abandonar el Movimiento Alianza PAIS - Patria Altiva i Soberana, partido denominado como Alianza PAIS, que él mismo creó en 2006 y con el que gobernó hasta la llegada de Moreno. Este martes, a través de un comunicado oficial el Ejecutivo ha anunciado que se va a proceder a retirar la seguridad asignada a Rafael Correa y Jorge Glas.

Contador