¿Por qué López Obrador no asumirá la Presidencia de México hasta el 1 de diciembre?

Mexico's President-elect Andres Manuel Lopez Obrador talks to the media during a
REUTERS / CARLOS JASSO
 
Actualizado 13/07/2018 14:56:28 CET

   CIUDAD DE MÉXICO, 13 Jul. (Notimérica) -

   La celebración de las elecciones presidenciales de México tuvo lugar el pasado 1 de julio, jornada electoral en la que los mexicanos dieron el voto mayoritario --y arrollador-- al candidato de 'Juntos Haremos Historia', líder del Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Andrés Manuel López Obrador.

   El político de Tabasco optaba a la Presidencia de México por tercera vez, habiendo desarrollado cargos importantes en los tres partidos políticos en los que ha formado parte: el Partido Revolucionario Institucional (PRI), Partido Revolución Democrática (PRD) y el que él mismo fundó, Morena.

   Conseguido el objetivo de convertirse en ganador de los comicios, López Obrador se encuentra a la espera de tomar posesión del cargo de presidente y convertirse en el nuevo mandatario del país. Sin embargo, y teniendo en cuenta que se requiere de un tiempo determinado para llevar a cabo el traspaso de poderes con el actual presidente, Enrique Peña Nieto (PRI), hasta el día 1 de diciembre López Obrador no será investido.

   ¿Se necesitan seis meses para realizar el proceso de investidura? Llama la atención la larga duración del proceso en especial si se compara con otro países de la región que han desarrollado este mismo año elecciones presidenciales. Colombia, por ejemplo, tendrá nuevo presidente a principios de este mes de agosto, habiéndose celebrado la segunda vuelta electoral a finales del mes de junio.

REUTERS

   La respuesta a esta cuestión es, no. México no tiene un proceso de investidura excepcional con respecto a otros países latinoamericanos que requiera de un mayor tiempo de preparación. Se trata de un tema constitucional. La Constitución Política de los Estados Mexicanos de 1917 indica en su Artículo 83: "El presidente entrará a ejercer su encargo el 1 de diciembre, durará en él seis años y no ser reelecto".

   Sin embargo, eso dejará de llevarse a cabo de esta forma en el periodo 2024-2030, cuando entre en vigor la reforma constitucional de 2014. Según esta, "el presidente entrará a ejercer su encargo el 1 de octubre y durará en él seis años. El ciudadano que haya desempeñado el cargo de presidente de la República electo popularmente o con el carácter de interino, provisional o sustituto, en ningún caso y por ningún motivo podrá volver a desempeñar ese puesto".