Lula acude a un sindicato metalúrgico para seguir desde allí el debate en el Supremo sobre su 'habeas corpus'

El ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva
REUTERS / REUTERS PHOTOGRAPHER
Publicado 04/04/2018 20:28:44CET

   BRASILIA, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

   El ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva ha llegado este miércoles a la sede del Sindicato Metalúrgico ABC, situado en la ciudad de San Bernardo do Campo, para seguir desde allí el debate en el Tribunal Supremo Federal (STF) sobre su 'habeas corpus'.

   El Tribunal Regional Federal de la Cuarta Región (TRF-4) confirmó el 25 de enero la condena dictada el 13 de julio por el juez federal Sergio Moro, que declara a Lula culpable de corrupción pasiva y blanqueo de capitales por aceptar un tríplex de lujo en Sao Paulo como pago de la constructora OAS por sus favores políticos, y elevó la pena de nueve a doce años de cárcel.

   La defensa de Lula presentó un recurso de 'embargo' ante el propio TFR-4 con el que no podía variar el sentido del fallo pero sí pedir que se aclararan algunos puntos del mismo. La semana pasada, el ex presidente perdió por tres votos a cero.

   El líder izquierdista tiene un plazo de diez días, a contar desde el pasado 26 de marzo, para presentar un último recurso contra la decisión sobre dicho 'embargo', pero, igual que en el primer caso, no le servirá para revertir la condena. Entonces, la segunda instancia quedará agotada.

   Desde la resolución del primer 'embargo', debería haber entrado en prisión, pero no lo ha hecho porque tiene pendiente la resolución de un recurso de 'habeas corpus' en el STF con el que pretende retrasar su encarcelación hasta que haya agotado todos los recursos, incluidos los extraordinarios, que todavía no ha usado.

   El STF se reunirá este miércoles a las 14.00 (hora local) para debatir el 'habeas corpus' de Lula y decidir al respecto. Lula, un antiguo dirigente sindical, ha elegido la sede de la organización gremial ABC para seguir desde allí la resolución de este asunto.

   Un centenar de simpatizantes se han concentrado ahí desde primera hora de la mañana con la expectativa de que Lula dé un breve discurso antes de que se inicien las discusiones en el STF, de acuerdo con la oficial Agencia Brasil.

   La presidenta del Supremo, Cármen Lúcia, abrirá el debate y le dará la palabra al relator del caso, Edson Fachin, quien tomará posición aconsejando a los demás magistrados qué votar, tras los cual se iniciará la votación, que contará con once votos.

   La defensa de Lula pide en este 'habeas corpus' que no entre en prisión hasta que haya agotado todos los recursos. Este fallo ha suscitado un enorme debate en Brasil porque la jurisprudencia establece que, una vez cerrada la segunda instancia, se debe ejecutar la sentencia.

   Si el STF se pronuncia a favor de Lula, supondrá cambiar la tradición vigente y permitirá que otros reos pidan el mismo beneficio, lo que podría llevar a excarcelaciones masivas, incluidas las de algunos políticos condenados por corrupción.

   En el caso de que Lula pierda el 'habeas corpus', el juez federal Sergio Moro podrá solicitar la ejecución de la sentencia para que el ex presidente sea encarcelado.

   Todavía podrá acudir al STF y al Tribunal Superior de Justicia alegando una vulneración de sus derechos fundamentales u otras violaciones constitucionales para intentar tumbar la sentencia condenatoria dictada por Moro y ratificada por el tribunal regional.

LULA CANDIDATO

   Decida lo que decida este miércoles el Supremo no afectará a las aspiraciones electorales de Lula, que pretende competir por el Partido de los Trabajadores (PT) en los comicios presidenciales del 7 de octubre, para los que parte como favorito, según los sondeos.

   Los candidatos están sujetos a la llamada Ley de Ficha Limpia. Lula ya tiene la 'ficha sucia' por la condena en primera y segunda instancia. Eso supone que se le puede negar su inscripción como aspirante presidencial y, en caso de que así sea, podrá recurrir ante el Tribunal Electoral, que será quien decida.

   Si Lula consiguiera finalmente el estatus de candidato, el proceso judicial seguiría su curso. Y, si finalmente la Justicia da la razón a Moro --que instruye la causa por el escándalo de corrupción en Petrobras--, los votos que haya recibido serán anulados.