Madrid condena por unanimidad la violencia ejercida por el Gobierno de Nicaragua y le insta a respetar los DDHH

Protestas en Nicaragua, julio de 2018
REUTERS / OSWALDO RIVAS
Publicado 25/07/2018 8:46:29CET

   MADRID, 25 Jul. (EUROPA PRESS/Notimérica) -

   El Pleno del Ayuntamiento de Madrid ha condenado de forma unánime la violencia ejercida por el Gobierno de Nicaragua contra su población e insta al Ejecutivo dirigido por Daniel Ortega a respetar los derechos humanos, a la vez que apoya soluciones pacíficas y dialogadas para la situación que atraviesa el país latinoamericano.

   No obstante, el Pleno ha tumbado con los votos en contra de Ahora Madrid y PSOE la iniciativa que pedía el rechazo de la cesión de un local municipal para la celebración de un acto de apoyo a este Ejecutivo.

   La sesión ha abordado por vía de urgencia sendas proposiciones de PP y Ciudadanos sobre la situación en Nicaragua. En el caso de la iniciativa del PP se incluían cuatro puntos que se han votado a mano alzada y por separado, mientras que la de Cs ha salido adelante por unanimidad con una enmienda del PSOE.

   Respecto al texto del PP, se ha aprobado por todos los ediles sobre la condena ejercida por el Gobierno de Nicaragua contra su población y la represión ejercida por el Ejecutivo de Ortega, unido a la elevación de esa condena a la Unión de Ciudades Capitales Iberoamericanas (UCCI).

   Por su parte, ha caído el punto sobre rechazo a la cesión del espacio municipal para el mencionado acto celebrado en Arganzuela y otro relativo a los nuevos proyectos de cooperación internacional del Ayuntamiento de Madrid con el Gobierno de Nicaragua.

   El edil del PP Percival Manglano ha reprochado la cesión de la Junta Municipal del distrito de Arganzuela que dirige la edil Rommy Arce de ese espacio de titularidad municipal para un acto de apoyo al Ejecutivo sandinista de Ortega, al que acudió una senadora de IU y contó con la presencia de los embajadores de Cuba y Venezuela.

   Además, ha asegurado que existen unos 300 muertos por la represión del Ejecutivo de Ortega y ha añadido que el discurso sobre defensa de Derechos Humanos por parte del Ayuntamiento se queda en una "filfa" por parte del equipo de Gobierno municipal cuando se cede un espacio para un acto de respaldo a un régimen que está "masacrando a su población".

   Mientras, la edil de Ciudadanos Sofía Miranda ha destacado que el primer deber de un gobernante es "defender a sus conciudadanos y nunca masacrarlos", como ocurre con Ortega que ha llegado a tildar a sus críticos de "terroristas". "Son actitudes que no son de un estado de derecho", ha añadido.

   Por ello y ante la situación del país, que está "al borde de la guerra civil", considera que se tienen que encontrar una solución pacífica para que el país encuentre la "normalidad democrática", aspecto que precisamente plantea su proposición. A su vez, ha rechazado que el responsable de Derechos Humanos del Ayuntamiento, Mauricio Valiente, no haya intervenido en este punto, algo que denota a su juicio que "no quiere hacer frente a Ortega", quien se ha vuelto un "dictador".

MAESTRE SOBRE LA CESIÓN: "EL AYUNTAMIENTO NO CREE EN LA CENSURA PREVIA"

   A su vez, la portavoz de Ahora Madrid, Rita Maestre, ha asegurado que el equipo de Gobierno municipal y su grupo expresa "sin fisuras" su preocupación por la situación en Nicaragua y condena las violaciones de derechos humanos que las autoridades internacionales han documentado en el país, por lo que insta a encontrar una solución pacífica.

   Respecto a la cesión del espacio municipal en Arganzuela, Maestre ha señalado que ello "no puede interpretarse como apoyo institucional del Ayuntamiento y la Junta del distrito" al Ejecutivo de Ortega y que el actual equipo de Gobierno "no cree en la censura previa".

   "No tenemos capacidad para decidir qué opiniones se expresa en los espacios públicos", ha ahondado para recalcar que el papel del Consistorio, como institución "moderna" y "democrática", es garantizar el debate y el diálogo.

   Por su parte, la edil socialista Erika Rodríguez ha manifestado la condena de su partido a la violación de derechos humanos en Nicaragua, que ya arroja centenares de muertos, y que la única vía "para salir de este entuerto es la democracia".

   A su vez, ha señalado que el Gobierno central ya viene realizando peticiones de diálogo y de elecciones anticipadas en Nicaragua, aspecto que ha pedido que se incluyera en la moción de Ciudadanos, algo que ha sido finalmente consensuado.