Maduro denuncia que el cierre de Kelloggs' pretende "asustar al pueblo" a cuatro días de las elecciones

Nicolás Maduro
REUTERS / CARLOS GARCIA RAWLINS
Actualizado 16/05/2018 10:39:52 CET

   CARACAS, 16 May. (Notimérica) -

   El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha anunciado la intervención estatal de Alimentos Kellogg's para "entregar" la empresa a los trabajadores para que "sigan trabajando para todo el pueblo". El mandatario ha explicado que el cese de operaciones que anunció la multinacional es "inconstitucional e ilegal".

   "¿Por qué lo hacen? Porque estamos a cuatro días de las elecciones y ellos creen que el pueblo se va a asustar. ¡Imperialistas, oligarcas! A este pueblo no le asusta nadie", ha asegurado Maduro durante la celebración de un mitin en el que ha reafirmado que la empresa está ahora "en manos de la clase obrera".

   En este sentido, el mandatario venezolano y candidato a la reelección en las presidenciales del 20 de mayo ha anunciado la solicitud del "código rojo" a la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol) para emprender acciones judiciales contra los dueños y accionistas de Kellogg's. Se trata de la mayor alerta que puede pedir un país para "localizar, detener y extraditar" a presuntos delincuentes.

   Tras más de medio siglo en Venezuela, Alimentos Kellogg's cesó sus operaciones en el país por el "deterioro de la situación económica y social", explica la compañía en un comunicado. La distribución y comercialización de sus productos también ha quedado suspendida.

   Sin embargo, el cierre de la planta de Maracay --situada a 80 kilómetros de Caracas-- no ha sorprendido a algunos trabajadores, puesto que la producción de Alimentos Kellogg's se había reducido en los últimos años y varias marcas ya habían desaparecido. La medida ha dejado a más de 400 trabajadores en la calle, que han protestado a las puertas de la fábrica.

   Desde la multinacional estadounidense avisan al Gobierno de Maduro que sus marcas "no pueden venderse sin la expresa autorización de Kellogg Company" y confirman su deseo de volver al país en un futuro. En los últimos años, algunas grandes empresas como Clorox, Kimberly Clark y General Motors también abandonaron Venezuela por la "recesión económica y la hiperinflación".