El magnate mexicano Germán Larrea advierte a sus trabajadores sobre el peligro del "populismo"

El líder izquierdista mexicano Andrés Manuel López Obrador
REUTERS / STRINGER .
Publicado 30/05/2018 13:31:07CET

   MADRID, 30 May. (EUROPA PRESS) -

   El magnate mexicano Germán Larrea ha enviado una carta a sus trabajadores en la que les advierte sobre los riesgos del "populismo", en una alusión indirecta al líder izquierdista Andrés Manuel López Obrador, que parte como favorito para las elecciones presidenciales que se celebrarán el 1 de julio en México.

   El presidente ejecutivo del consejo de administración de Grupo México, señalado por Forbes como el segundo hombre más rico del país tras Carlos Slim, ha expresado su preocupación por la posible nacionalización de empresas y la eventual derogación de las reformas energética y educativa porque "afectaría al desarrollo y bienestar del país".

   "Si este modelo económico populista, donde todo supuestamente pertenece y proviene del Estado y en el que se ofrece regalar sin trabajar, se llegara a imponer en México", ha advertido, "se desincentivarían las inversiones afectando gravemente a los empleos y a la economía, se devaluaría la moneda y se provocarían fuertes alzas de precios".

   En este escenario, ha anunciado que Grupo México adoptará una serie de medidas preventivas para garantizar la buena salud del emporio empresarial, como el ahorro, el desendeudamiento en dólares y la cautela de inversiones futuras. "Les recomiendo que tomen ustedes las mismas medidas en el cuidado de su gasto familiar", ha aconsejado a sus empleados.

   "Nuestro país requiere de un voto razonado, inteligente y a conciencia, del México que queremos para nuestras familias y nuestros hijos. Cualquiera que sea el resultado, los empresarios tenemos como responsabilidad seguir construyendo y generando empleos y riqueza para el país", ha defendido, según informa 'Forbes México'.

   López Obrador lleva meses a la cabeza de la carrera para sustituir a Enrique Peña Nieto en Los Pinos. De confirmarse esta tendencia en las urnas, sería el primer presidente de la izquierda mexicana en décadas, lo que ha suscitado inquietud en ciertos sectores.

   El candidato del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) ha acusado recientemente a Larrea y otros importantes empresarios de maniobrar en la sombra para frustrar sus aspiraciones presidenciales. "Yo entiendo que no quiera el cambio, porque a él le ha ido muy bien", ha dicho López Obrador en respuesta a la citada misiva.

   López Obrador ha aprovechado la ocasión para reiterar que no hay razón para temer un eventual Gobierno presidido por él. "Habrá garantías para la inversión y no se afectará a ningún empresario", ha recalcado durante un acto electoral en el estado mexicano de Veracruz.