Mal de Chagas, la pandemia que azota México

Mal de Chagas- enfermedad silenciosa
NOTIMÉRICA
 
Actualizado 14/05/2018 8:39:23 CET

   CIUDAD DE MÉXICO, 13 May. (Notimérica) 

   La enfermedad parasitaria producida por el protozoo flagelado 'Trypanosoma Cruzi' está considera como uno de los problemas de salud más importante y difícil de erradicar en América Latina, esto por su condición endémica en 21 países de este continente.

   Esta enfermedad se presenta en dos etapas: la aguda y la crónica. La primera comienza entre seis y diez días después de contraer la infección. La mayoría de veces esta enfermedad es asintomática, pero, en algunos casos, produce un aumento edematoso que se denomina chagoma que afecta principalmente a niños con bajas defensas.

   La etapa crónica --a la que llegan la mitad de pacientes con Mal de Chagas que no han sido tratados a tiempo-- puede desarrollar cardiomiopatía o una dilatación patológica del esófago y cólon. Además la importancia de esta parasitosis radica en su elevada prevalencia, grandes perdidas económicas por los tratamientos y la muerte repentina de personas que aparentan estar sanas.

   

   La enfermedad de Chagas se descubrió en México en 1909. Además, el país azteca es, tras Brasil, el territorio con mayor número de especies capaces de transmitir el parásito que ocasiona esta pandemia.

   Cuitláhuac Ruiz Matus, expositor del simposio 'Enfermedad de Chagas en México 2018', desarrollado recientemente en la Academia Nacional de Medicina de México (ANMM), mencionó que el país azteca cuenta con 31 especies de triatominos diferentes y todos ellos con la posibilidad de transmisión del parásito. "Los insectos defecan durante la succión de sangre y excretan los tripasonomas con sus heces. La infección se produce cuando las heces contaminan conjuntivas, membranas mucosas y heridas de la piel", explicó el catedrático mexicano.

   SÍNTOMAS

   Entre las lesiones más comunes que presentan los afectados por este insecto están las cutáneas, hinchazones amoratados en los párpados, fiebre, dolor de cabeza, agrandamiento de ganglios linfáticos, palidez, dolores musculares, dificultad para respirar y dolor abdominal.

fotocontagios2

   Cuando la enfermedad ha llegado a una etapa crónica, los parásitos permanecen ocultos en el músculo cardíaco y con el paso del tiempo pueden causar la muerte del infectado, que presentará arritmias cardíacas (alteraciones en el pulso y ritmo cardíaco).

   Además Ruiz Matus explicó que desde 2015 esta enfermedad ha tenido un crecimiento considerable en población de México y que los lugares más afectados son Yucatán, Quintana Roo y Nayarit. "En el año 2015 se registraron 1.100 casos de contagiados; en 2016, 1.000; en 2017, 900 nuevos casos y en lo que va de 2018 ya hemos registrado 150", señaló el doctor mexicano.

   TRATAMIENTO

   Esta infección, que afecta a más de 7 millones de personas en todo el mundo, puede ser tratada y eliminada. No obstante, se recomienda iniciar el tratamiento una vez detectado el parásito en el cuerpo, es decir en la fase aguda ya que en la fase crónica el tratamiento puede no dar los resultados esperados.

   - En menores de un año, el tratamiento consigue una curación completa.

   - En jóvenes tratados a tiempo, el tratamiento puede conseguir eliminar los parásitos.

   - En adultos, el tratamiento puede evitar la progresión de la enfermedad y la aparición de complicaciones cardíacas, sin embargo la cura no esta garantizada.

   - En embarazos y etapas de lactancia es recomendable no realizar el tratamiento.

   Además, las personas que están sometidas al tratamiento no pueden ingerir ningún tipo de bebida alcohólica ya que estas pueden generar efectos adversos.

   En la actualidad existen dos medicamentos para tratar esta pandemia: el Benznidazol y el Nifurtimox. Por su composición química se recomienda usarlos bajo prescripción medica. El tratamiento es oral y puede durar alrededor de 3 meses aproximadamente.